Que vea la OEA

POR SOLEDAD MORILLO BELLOSO - POLÍTICA - 02 JUN 2016, 6:35 A.M.

El anterior Secretario General de la OEA era un cuidador profesional de su puesto. Con una carrera política fruncida en su país de origen (Chile), con sus ambiciones de ser presidente truncadas por la mismísima Bachelet, el hombre de apellido Insulza hizo del cargo una soberana vergüenza. Durante los años que lo ocupó se hizo la vista gorda de las múltiples calamidades que enfrentó América Latina. Su gestión fue tan patética y obsecuente como lo fue la del ex presidente colombiano Gaviria, de tan infausta recordación. La OEA fue testigo inútil y cómplice de múltiples violaciones a la legalidad de las naciones miembros y de las normas internacionales de obligatorio cumplimiento. Así, el gobierno venezolano pudo pasar agachado, mientras Insulza dormía cual bebé recién comido. Su paso por la OEA fue una página indigna.

Almagro, de nacionalidad uruguaya, ex canciller de su país, nuevo Secretario General ha dado a la OEA un giro sorprendente. Y esperanzador. Es un hombre del derecho, como bien apuntara sobre él su ex jefe el presidente Mujica. Enfrenta Almagro numerosos desafíos y  problemas en las diversas naciones miembros. Problemas graves. Porque las crisis han estallado por doquier en este continente nuestro donde los ladrones se hicieron del poder. La corrupción maloliente, el narcotráfico insurgente, el ataque de diversas epidemias que minan la salud de vastas poblaciones, el drama de economías pegadas con curita. A América le duelen hasta las pestañas. 

Luego de tantos años de una OEA idiotizada y magreada por liderazgos vendidos a mejor postor, despierta tímida alegría en los pueblos, -pero alegría al fin- ver que esa organización dé signos de sensatez y moralidad. Es como si nos entrara un fresquito en medio del calorón de los sufrimientos que sentimos. Almagro parece decidido a evitar que nos suiciden la esperanza. Al momento de escribir estas líneas, ya el Secreatrio General ha dejado correr la noticia sobre próximos pasos importantes. La reunión en la que se examinará el caso Venezuela y la activación de la Carta Democrática Interamericana parece ser un hecho. Que la OEA vea lo que está pasando en Venezuela, lo que nos está pasando a los venezolanos. Que vea la OEA lo que nos han hecho, cómo sufrimos, las penurias inmensas que padecemos, el hambre que nos agobia, los enfermos para quienes no hay medicamentos, la nutrida lista de víctimas de la inseguridad, las iglesias que no se dan abasto para rezar  tanto y tanto muerto. Que la OEA vea cómo Venezuela, lejos de ser un país libre y soberano, se ha convertido en el coto de caza privado de un régimen violador de todos los derechos. Que la OEA vea cómo somos prisioneros de unos gángsteres que hicieron de Venezuela un miserable infierno.

Soledadmorillobelloso@gmail.com

@solmorillob

 

Loading...

Pajaritos preñados

POR SOLEDAD MORILLO BELLOSO -POLÍTICA - 05 SEP, 9:30 A.M.
Casi todos los días aparece en los medios, sea en cadena nacional o en los canales y emisoras controlados por el partido en el poder. Canta, baila, echa malos chistes. Insulta, veja, amenaza. Le recuerda la progenitora a Henry. Soez es, a no discutirlo. Vaya que le queda de horror, ...

El deber de gobernar

POR SOLEDAD MORILLO BELLOSO -POLÍTICA - 22 AGO, 12:03 P.M.
  Con asombro -sí, yo no pierdo la capacidad de asombro- escucho a Elías Jaua referirse doctamente al "derecho a gobernar". Sí, me asombro. Hay que tener tupé, y muy tupido y frondoso, para esgrimir tal derecho siendo un miembro activo y poderoso de este gobierno y del anterior con ...

El desánimo

POR SOLEDAD MORILLO BELLOSO -POLÍTICA - 11 AGO, 10:51 A.M.
  El desánimo / Soledad Morillo Belloso Como en la peste, muestra las protuberancias de las pústulas. La enfermedad carcome. Al sistema y, claro, a los subsistemas. Vemos las protuberancias. No vemos las pústulas internas. Que son las peores. Sembrar el desánimo es la estrategia escogida. Y también la táctica. ...

Al señor Presidente Tabaré Vásquez

POR SOLEDAD MORILLO BELLOSO -POLÍTICA - 01 AGO, 10:14 A.M.
  Al señor Presidente Tabaré Vásquez / Soledad Morillo Belloso Uso en esta misiva el lenguaje más sobrio que hallo en mi portafolio. Evito, adrede, para no caer en confusiones, los términos que llamamos "coloquialismos", "venezolanismos" y "uruguayismos". No es mi intención pretender dar a usted lecciones de historia, cultura ...