#ReferexitEnVenezuela

POR SOLEDAD MORILLO BELLOSO - POLÍTICA - 28 JUN 2016, 6:44 A.M.

#ReferexitEnVenezuela/ Soledad Morillo Belloso

Persuadida demócrata como soy, temo sin embargo que las consultas vinculantes al electorado pueden ser una solución pero, también, abrir las puertas a graves conflictos.

Luce ocioso, casi llover sobre mojado, revisar procesos ocurridos. Pero no es para nada necio evaluar para entender bien cuándo y cómo hacer de una consulta pública  vinculante un instrumento democrático que desanude entuertos y no se convierta, apenas y con penas, en una competencia con sustento excesivo en lo emocional y carencias en la lógica.

En medio de la vorágine de una campaña los ciudadanos pueden tomar decisiones que luego resulten difíciles de levantar. Seguramente los británicos están ya dudando si su decisión fue la correcta. De hecho, ponen hoy en cuestionamiento el sistema que hizo de un tema crucial una competencia de popularidad. Se preguntan hasta si tal asunto cabía para un referéndum o si no era más bien una responsabilidad de los cuerpos legislativos, que para eso son elegidos.

Pero es un error comparar peras con manzanas. Dos referendos están en proceso en América Latina; el referéndum revocatorio del mandato del presidente de la República en Venezuela y la consulta pública vinculante que aprobará o improbará el acuerdo de paz en Colombia. Dos procesos de suyo totalmente distintos.

Por razones de espacio editorial, hablemos sólo del de Venezuela. Comencemos por marcar que la activación del proceso es en sí mismo un auténtico vía crucis, plagado de vericuetos, trampajaulas y venenos. Así, por obra y gracia de quienes lo normaron, una herramienta llana y sencilla, que por diseño debería ser un ejercicio dinámico y en lo absoluto traumático, es hoy un capitulo épico de muchas páginas en nuestra historia. Las mentes truculentas tomaron por asalto el proceso y, además de los meses que hay que invertir, los ciudadanos han sido desafiados a un duelo, con varios guantazos de por medio. En un episodio teñido de insensatez perversa, el Poder Electoral lleva meses ofendiendo a la sociedad, mofándose de ella y retándola a un descabellado enfrentamiento, erigiéndose el organismo en una suerte de quinta paila del infierno. Claro que vemos cómo en cada oportunidad el CNE se supera a sí mismo, en términos de darnos pruebas de su perversidad e irrespeto a las más básicas normas de convivencia humana. Priva la más notoria falta de elegancia. Eso por decir lo menos, ante la impavidez de la Defensoría del Pueblo y el apoyo incondicional del TSJ y el aplaudo de pie del resto del poder "moral".

Que activar el dispositivo constitucional suponga trepar el Niagara en bicicleta es, no sólo un acto barbarico, sino tremendamente patético. Sí, patético. Porque es patético que alguien tenga que recurrir a truculencias porque no es capaz de convencer a los electores de darle su apoyo, que viene a ser, aunque pareciera que lo hayamos olvidado o lo pasemos por alto,  el ADN de cualquier proceso electoral, a saber, conquistar más apoyos que el oponente en una elección. Pues en Venezuela cualquier elección es una proeza. Votar nos será reconocido en el juicio final. Porque cada elección, una tras otra, está diseñada y ejecutada por profesionales de la tortura que en cada proceso suman trucos y maluquerías. Por ponerlo en números redondos, en la cosa esa que inventaron las doñas rectoras de arranque nos rasparon 600 mil firmas. Luego entraron en estado catatónico. Cuando finalmente llegamos a una ridiculez denominada "validación de las firmas", dispusieron 300 máquinas. El "sistema electoral más perfecto del mundo", que nos ha costado varios puntos del PIB de varios años, forzó a varios cientos de miles de ciudadanos por cuatro días a unas colas que de seguro rompieron récords Guiness. ¡Y fue mucha más la gente que intentó validar su firma y no lo logró que la que lo consiguió!

Ahora el CNE anuncia que se van a tomar hasta el último segundo posible antes de anunciar la fecha de la recolección de voluntades -otro término cursi- que es la próxima estación (la tercera) en el Vía Crucis y que consiste en 20% de los electores del RE poniendo sus dedos en las fulanas máquinas (quién sabe cuántas y dónde) para pedir el referéndum. Luego de pasada esa ridiculez, se fija la fecha del referéndum. Y ese día en el que finalmente votaremos,hay que superar la cantidad de votos que el CNE le adjudicó a Maduro, porque no basta con obtener más votos a favor de la revocatoria del mandato.

Por supuesto que en un futuro cercano es necesario remodelar el CNE, pero además hay que reformar las leyes, reglamentos y estatutos que rigen los procesos electorales, porque es inmoral (y estúpido) hacer de la democracia lo que han hecho: un ejercicio de vulgaridad política.

El referéndum revocatorio es para sacar a un gobierno que lo está haciendo muy mal y que se niega a rectificar. Es un método  para evitar que está desgracia en la que han sumido a nuestra Venezuela se convierta en una espantosa tragedia. Eso es el #ReferexitEnVenezuela .

soledadmorillobelloso@gmail.com
@solmorillob

Loading...

Pajaritos preñados

POR SOLEDAD MORILLO BELLOSO -POLÍTICA - 05 SEP, 9:30 A.M.
Casi todos los días aparece en los medios, sea en cadena nacional o en los canales y emisoras controlados por el partido en el poder. Canta, baila, echa malos chistes. Insulta, veja, amenaza. Le recuerda la progenitora a Henry. Soez es, a no discutirlo. Vaya que le queda de horror, ...

El deber de gobernar

POR SOLEDAD MORILLO BELLOSO -POLÍTICA - 22 AGO, 12:03 P.M.
  Con asombro -sí, yo no pierdo la capacidad de asombro- escucho a Elías Jaua referirse doctamente al "derecho a gobernar". Sí, me asombro. Hay que tener tupé, y muy tupido y frondoso, para esgrimir tal derecho siendo un miembro activo y poderoso de este gobierno y del anterior con ...

El desánimo

POR SOLEDAD MORILLO BELLOSO -POLÍTICA - 11 AGO, 10:51 A.M.
  El desánimo / Soledad Morillo Belloso Como en la peste, muestra las protuberancias de las pústulas. La enfermedad carcome. Al sistema y, claro, a los subsistemas. Vemos las protuberancias. No vemos las pústulas internas. Que son las peores. Sembrar el desánimo es la estrategia escogida. Y también la táctica. ...

Al señor Presidente Tabaré Vásquez

POR SOLEDAD MORILLO BELLOSO -POLÍTICA - 01 AGO, 10:14 A.M.
  Al señor Presidente Tabaré Vásquez / Soledad Morillo Belloso Uso en esta misiva el lenguaje más sobrio que hallo en mi portafolio. Evito, adrede, para no caer en confusiones, los términos que llamamos "coloquialismos", "venezolanismos" y "uruguayismos". No es mi intención pretender dar a usted lecciones de historia, cultura ...