Daños colaterales

POR JUAN GUERRERO - POLÍTICA - 11 AGO 2016, 9 A.M.

  Se ha hablado casi hasta la saciedad de las graves dificultades políticas por las que atraviesa la sociedad venezolana. Y ni se diga de aquellas económicas. También las que están vinculadas con los aspectos de seguridad ciudadana, alimentación y medicinas. Estás, parecieran ser las más graves. Y en verdad que así lo indican los especialistas.

  Sin embargo, a nuestro modo de ver, la extensa crisis venezolana que estalla por los cuatro costados será a largo plazo. Allí se verá el verdadero y dantesco desastre. Y es que la sociedad venezolana, de superar esta emergencia humanitaria, tendrá que lidiar por varias generaciones con dos catástrofes.

  Una de ellas se refiere a los cientos de miles, muy probablemente millones de seres humanos que, hoy neonatos, niños y jóvenes, crecerán con evidentes secuelas por la desnutrición. De sobrevivir van a ser individuos subnormales, abúlicos, con evidentes signos de daños neuronales y que van a ser una pesada carga para el Estado.

  Eso, indudablemente, repercutirá en el desarrollo industrial y de productividad en la república. Porque si hay pobreza intelectual y baja excelencia académica, los niveles de calidad en la industrialización serán bajos y por tanto, poco competitivos a escala internacional.

  Será una población que posiblemente alcance títulos profesionales pero con baja excelencia académica.

  Y acá entramos en la segunda y más terrible catástrofe a largo plazo. El derrumbe de la academia venezolana. Ya no son tanto las míseras condiciones de infraestructura en la educación superior venezolana. Con claras evidencias de un sostenido deterioro de aulas, laboratorios, canchas deportivas y la nula provisión de presupuesto para acceder a la documentación internacional actualizada de información científica, tecnológica y técnica.

  La universidad venezolana en la actualidad atraviesa por la más grave crisis desde su fundación, en 1721. En toda su historia jamás se había agredido tanto el Alma Mater. Hubo tiempos cuando fue allanada. En otros momentos, clausurada. Otras veces, su claustro fue usado para favorecer a tendencias partidistas.

  Pero ahora se trata de eliminarla definitivamente. Es, junto con la iglesia, la institución que se resiste estoicamente a ceder, a claudicar y transformarse en un apéndice del régimen chavizta. Por ello se la ataca y sus miembros, desde su personal de servicios, administrativos, estudiantes y docentes, están siendo arrinconados. Tanto por los míseros sueldos, imposibilidad presupuestaria para su desarrollo académico, como de continua persecución a su dirigencia sindical y gremial.

  Por eso el éxodo de profesores, estudiantes, personal administrativo y obrero. Las aulas en la gran mayoría de las instituciones de educación superior están quedando vacías.

  Los profesores y estudiantes que se quedan deben buscar la manera para mantenerse en niveles medianamente decentes, académicamente hablando. No hay papel ni marcadores ni borradores. Tampoco las mínimas condiciones para impartir la docencia y una nula participación en investigaciones de equipo. Sea de campo como en laboratorios.

  Quedan, a riesgo de ser asaltados en las propias aulas de clases, estacionamientos y campus universitario, los profesores y estudiantes que entre ellos hacen colecta y reúnen materiales, equipos y sistemas de operaciones, para adelantar los objetivos de sus programas docentes y de investigación.

  Para esos profesores la academia se ha convertido en un apostolado. De sus devaluados sueldos surgen las soluciones. Unas veces cancelan los útiles pedagógicos (papel, fotocopiado, marcadores, reactivos, uniformes, etcétera) para que funcione la docencia. Otras veces deben costearse los viajes, que hacen en representación de la universidad.

  Esta constante agresión contra la universidad venezolana, republicana, democrática, autónoma, pública y popular se realiza, tanto desde el mismo centro del poder del Estado, su régimen, como desde dentro de ella misma, con la anuencia de sus autoridades, en varios de estos centros de estudio. Ejemplo de ello lo observamos en la Universidad Nacional Experimental de Guayana, cuando en 2013, un grupo de colectivos chaviztas intentó quemar vivos a varios profesores dentro de las instalaciones de su Asociación. A la fecha, las autoridades académicas no han establecido las responsabilidades, ni académica ni administrativas a los daños ocasionados al patrimonio universitario.

  Estos y otros casos evidencian la intención del régimen chavizta, autoritario y militarista, en su control/desaparición de la universidad venezolana, en su interés por convertirla en una escuela/cuartel, bajo la obediencia y sumisión a una sola ideología, adoctrinamiento y fanatismo. Donde no se piense ni se discuta. Solo se sigan órdenes y se cumpla el denominado plan de la patria.

  Para un universitario, permanecer en silencio ante semejante atropello es poco menos que cobardía y sumisión.

Loading...

"Protagonistas" por Juan  Guerrero @camilodeasis

POR JUAN GUERRERO -VENEZUELA - 15 JUN, 8 P.M.
En toda la historia republicana venezolana es la primera vez que ocurre un movimiento cívico de las características que se observan. Nunca había ocurrido en Venezuela una movilización de ciudadanos exigiendo el respeto de sus derechos fundamentales.

"Periodismo vecinal" por Juan  Guerrero / @camilodeasis

POR JUAN GUERRERO -VENEZUELA - 08 JUN, 7:25 P.M.
Esto de la democratización de las redes sociales (RR.SS) es bien delicado. Sobre todo porque le resta poder a los dueños de medios de comunicación tradicionales, y también porque le arrebata de las manos a ciertas eminencias, la falsa creencia según la cual para comunicar públicamente hay que ser periodista ...

"Derrumbe de símbolos" por Juan Guerrero / @camilodeasis

POR JUAN GUERRERO -VENEZUELA - 25 MAY, 4:13 P.M.
Esto de estar destrozando y quemando estatuas de Chávez es muy interesante. Y lo es, además de descubrirse que ellas eran de fibra de vidrio y no de bronce (-otra estafa más), porque denota una necesidad en los ciudadanos de dejar atrás tanto pasado, que duele y humilla.

"Residuo biodegradable" por Juan  Guerrero @camilodeasis

POR JUAN GUERRERO -VENEZUELA - 18 MAY, 9:30 A.M.
En la Venezuela donde todo es posible se está construyendo un monstruo que todavía no se ha asimilado en su dimensión y gravedad. Me refiero a la vinculación/calificación de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) con un término que obviamente, aparece registrado en el diccionario de la Academia de la Lengua ...