El 1º de septiembre : la incógnita nacional

POR ALFREDO CORONIL HARTMANN - VENEZUELA - 29 AGO 2016, 7:02 P.M.

Vísperas, el 1º de septiembre se va acrecentando como expectativa de liberación, pero también existe un - perfectamente comprensible- temor ante lo que podemos esperar de la dirigencia de la MUD, experiencias pasadas, imposibles de olvidar, potencian esta peligrosa expresión de angustiosa espera. Objetivamente no debería haber ninguna aprensión, los venezolanos ya emitimos un mandato inequívoco, el pasado 6 de diciembre, nadie puede pretender que dicha jornada no fue un plebiscito aplastante sino una elección parlamentaría, a los electores no nos interesaba el nombre de los candidatos, nos interesaba una sola cosa, expeler a Maduro y su régimen de oprobio, sacudirnos la mabita que nos echamos encima ese fatídico diciembre de 1998 . 

Por eso rebobino la antigua imagen del caballero medieval, en la “vela de armas”, es decir arrodillado, orante, ante el altar donde se encuentran su espada y su daga de combate antes de la batalla. Sólo que en estos tiempos los caballeros son escasos y los valores espirituales se mantienen ocultos en algún recóndito lugar del alma. En la Venezuela por reconstruir es necesario que guardemos lugar a esos valores, que son los que diferencian la vida de una colectividad civilizada, de las maneras de una piara de jabalíes o “cochinos de monte” como los llaman en el llano, es preciso guardar algunas formas elementales para la convivencia y no calcar el desenfreno epileptoide, que le queda muchísimo mejor al adversario. Es preciso recordar que el dirigente es -quiéralo o no- un pedagogo en funciones, si nosotros copiamos los peores ejemplos, lo que enseñamos forzosamente es malo. 

Posiblemente, fue algo temerario hacer énfasis en una toma nacional de Caracas, conociendo las mañas obstruccionistas del régimen, como el bloqueo de las autopistas y vías de acceso a la capital, que están en su menú habitual frente a las manifestaciones del descontento colectivo, no obstante, confío en la tenacidad y valor de los caraqueños que suplirán con creces a quienes no puedan llegar, por la abusiva interferencia oficial. 

Es necesario dotar de un discurso coherente a la jornada del día 1º, no puede diluirse en bailoterapias, manitos blancas y otras especialidades del repertorio, se trata de una instancia y de un momentum preciso y precioso, que no puede perderse por frivolidad o abulia. Nunca la causa de la libertad y de la democracia venezolanas habían tenido mayor respaldo internacional y nacional (más del 90%), las mayores naciones de Latino-América están con nosotros, la OEA, la ONU, la Unión Europea, los parlamentos y las más prestigiosas publicaciones, televisoras, medios de comunicación internacionales y las más prestigiosas ONG.

Lo inequívoco y esencial es marchar, marchar, con decisión y firmeza, tengo fe absoluta es que las Fuerzas Armadas no ensuciarán las armas de la República masacrando al pueblo soberano, al que tienen la obligación de defender, es la hora de la verdad y el honor, es la hora de Venezuela…

Es preciso tomar el toro por los cuernos, no existe espacio ni tiempo, para perderlos, no nos pertenecen, son propiedad del pueblo venezolano, sediento y merecedor de justicia.

Loading...

La República de la Melcocha

POR ALFREDO CORONIL HARTMANN -VENEZUELA - 23 SEP, 10:17 A.M.
“Antilla vaho pastoso de templa recién cuajada trajín de ingenio cañero, baño turco de melaza, aristocracia de dril. donde la vida resbala, sobre frases de natilla y suculentas metáforas. Estilización de costa a cargo de entecas palmas, idioma blando y chorreoso:: mamey, cacao, guanabana…” Luis Palés Matos.   La vejez, ...