Negociación ¿con represión y constituyente tramposa?

POR JESÚS ALEXIS GONZÁLEZ - VENEZUELA - 12 JUN 2017, 6:53 A.M.

En Venezuela, se ha desvirtuado el poder de la negociación al punto de resultar descalificadas las personas que se “sientan” con el “contrario”, lo cual en mucho está inducido por la percepción (cierta o no) que cuando ello ocurre es con la finalidad de alcanzar “acuerdos” para favorecer sus propios intereses. La negociación política suele definirse como una alternativa de comunicación utilizada en pro de alcanzar una decisión consensuada que contribuya a resolver conflictos respecto a un tema político en particular; en el entendido que cada una de las partes tiene opciones para resolver la situación y muy especialmente aquel sector que cuenta con el apoyo del pueblo habida cuenta que las voluntades colectivas tienen mucho más fuerza que las voluntades individuales. Vale acotar, que cuando de negocia en política no equivale a un “combate”  entre personas sino que se enfrentan y cotejan problemas; y en razón de ello los involucrados han de mostrar una actitud no confrontativa, tolerante y respetuosa.

Hagamos un alto para preguntarnos: ¿Existe disposición gubernamental de conversar sobre los problemas del país cuando a diario se reprime con manifiesta crueldad las manifestaciones pacíficas y Constitucionales? ¿Será que la cadena de mando de la represión espera “atemorizar” e inducir que el pueblo se habitúe al asesinato de jóvenes? Continuemos. Sirva de referencia (por demás conocida), que en los 76 días transcurridos desde el 28/Mar/17 cuando se escuchó el grito de rebelión popular y durante los cuales una mayoría del pueblo ha ejercido su derecho constitucional a manifestar y protestar, unos 70 hermanos (fundamentalmente los menores) han sido asesinados  de manera cruel (se presume que en un 50% está involucrada la GNB). Lo más dramático de tal acontecer (que está propiciando la ira colectiva) es que la cúpula militar-cívica (con notoria ausencia del liderazgo Presidencial) ya asumió como “normal” el asesinato de adolescentes al extremo de manipular mediáticamente los hechos para “mostrar” una realidad distorsionada al punto de hacer de las consecuencias la causa; con el agravante que los “lideres” de la represión parecieran “predecir” el fin del descontento popular en función al incremento en el número de asesinatos y heridos.

Tan espantosa situación emana, suponemos, en razón de haber internalizado (asimilar ideas, emociones, u otros sentimientos) que disparar contra pacíficos manifestantes no es un acto sanguinario sino un combate en un contexto de “guerra interna” para repeler (con violencia y odio incluido) a unos “enemigos” (¿ejército de muchachos?) que están “saboteando” la excelente gestión gubernamental (¿?) para, afirman, promover un “golpe de estado” con apoyo del imperialismo estadounidense en complicidad con la Asamblea Nacional y de una parte importante de las organizaciones sociales con fines partidistas (¡!). Resulta nefasto (por decir lo menos), que la “oligarquía revolucionaria” apoyada por una “nueva clase social” de advenedizos ricos surgidos abruptamente, y en aras de intentar evadir la sanción por delitos imprescriptibles e imposibilitados como están de ocultar “internacionalmente” fortunas alcanzadas con un ingreso mensual promedio que apenas supera (en el mejor de los casos) los cinco salarios mínimos,  esté generando un rio de sangre juvenil para obstaculizar la restitución del hilo Constitucional al tiempo de restarle toda importancia al dolor tanto de las familias afectadas como de la sociedad civil en general; ocupándose mediáticamente de “discutir” de manera abierta y banal ¡no lo matamos nosotros, fueron ellos! o ¡el muerto no era opositor, era chavista! como si la vida humana no fuese de interés, e igualmente sin darle relevancia a la  motivación sociopolítica que ha impulsado las muertes.

Por otro lado, y ante la aspiración madurista de una permanencia eterna en el poder, insisten en adelantar una Constituyente “formalizada” con una “Base Comicial” inconstitucional, a sabiendas que la opinión pública (según Consulta de Datanalisis del 04/Jun/17) en un 85% considera innecesario cambiar la CRBV, un 86,1% estima obligante realizar una consulta popular para convocar la ANC, un 69,1% rechaza la convocatoria; al tiempo que un 72,4% evalúa negativamente a N. Maduro. Volvemos a preguntarnos: ¿Bajo el escenario descrito, el oficialismo estará dispuesto a “marchar” mansamente y en paz negociada hacia el “cadalso electoral”? Veamos. Es de perogrullo inferir, que la provocación (bravuconada pendenciera) de ir bajo esas condiciones a un evento electoral constituyente, con el añadido de haber expresado la aspiración de refundar la Nación para edificar el socialismo, en mucho o en todo está sustentada por la “certeza” que tienen en las bondades que le brinda una elección de Constituyentes (¿?) de forma Sectorial y Territorial que les facilitaría (si el pueblo no se opone) “ganar” y controlar la ANC con apenas el 20% o menos de los votos, habida cuenta que 364 asambleístas  (67,9% del total) serían Constituyentes Territoriales por Municipios electos en función a unas “normas” que facilita p.ej. que el Distrito Capital con una población de 3.137.710 elige 7 Constituyentes mientras que Apure con 587.056 elige 8; e igualmente el Zulia con 4.323.476 elige 22 y Trujillo con 787.988 elige 21; y Miranda con 3.992.347 elige 22 mientras que Mérida con 992.971 elige 24, etcétera. Adicionalmente se eligen, aparte de los 8 asambleístas indígenas (1,5% del total), 173 (32% del total) Constituyentes Sectoriales provenientes de la administración pública, las universidades no autónomas, empresas del Estado, Comunas y Consejos Comunales, empresarios, pensionados y personas con discapacidad; siendo de especial inquietud conocer de qué manera se conformó ese Registro Electoral Sectorial.

Reflexión final. Ante el coraje y valentía con visión de continuidad que está demostrando la rebelión popular, pareciera que (1) como expresó el Papa (08/Jun/17) “Sólo retornará la iniciativa del diálogo en Venezuela si se cumplen cuatro condiciones: la apertura de un canal humanitario, la presentación de un cronograma general de elecciones, el respeto a la autonomía de la Asamblea Nacional y la liberación de los detenidos por causas políticas”; o (2) con basamento de romanticismo utópico, que el Presidente y el Vicepresidente dimitan, y así paralizar el derramamiento de sangre y la represión.

Economista Jesús Alexis González

www.pedagogiaeconomica.com

12/Jun/17

 

Loading...

"130 días de decrecimiento vegetativo de la política" por Jesús Alexis / @JesusAlexisGo10

POR JESÚS ALEXIS GONZÁLEZ -VENEZUELA - 14 AGO, 7:47 A.M.
El crecimiento vegetativo, hace referencia al número de nacimientos y defunciones que experimenta poblacionalmente un país en un período determinado de tiempo, a tenor de lo cual si el número de nacimientos es mayor al de defunciones se dice que la tasa de natalidad es mayor en relación a la ...

"Rencor económico: líder de la resistencia" por Jesús Alexis González / @JesusAlexisGo10

POR JESÚS ALEXIS GONZÁLEZ -VENEZUELA - 12 AGO, 10:41 A.M.
Iniciamos con una “nostálgica” referencia: A la Asamblea Nacional le corresponde establecer las líneas rectoras del régimen económico, consagrar los derechos económicos de los ciudadanos y delimitar el ámbito de participación del Estado en la vida económica a tenor de los aspectos regulados en la denominada Constitución Económica.

"Presión de calle para impedir un país sin moneda" por Jesús Alexis González

POR JESÚS ALEXIS GONZÁLEZ -VENEZUELA - 03 AGO, 4:05 P.M.
El régimen económico de Venezuela, que constitucionalmente no está definido en favor de impedir la adopción de una exclusiva orientación ideológica que, por una parte, “congele” las innovaciones posibles y necesarias, y por otra parte que se convierta en una perturbación en el fluir del circuito productivo; muestra una profunda ...

Constituyente: entre la estupidez y un Estado Forajido

POR JESÚS ALEXIS GONZÁLEZ -VENEZUELA - 24 JUL, 11:34 A.M.
El Estado es la institucionalización jurídica y política de la sociedad, y en lo especifico de Venezuela se perfila en la CRBV a la luz de: Artículo 3: El Estado tiene como fines esenciales la defensa y el desarrollo de las personas y el respeto a la dignidad, el ejercicio ...