Un 41% cree que a Trump le pueden hacer fraude

Octubre 17, 2016

Cuando faltan tres semanas para los cruciales comicios presidenciales del 8 de noviembre en Estados Unidos, el candidato republicano Donald Trump, que va detrás de la demócrata Hillary Clinton en las encuestas, multiplica sus denuncias sobre un posible gran fraude electoral en las elecciones.

Pese a que los líderes de su partido han salido a poner paños fríos sobre el tema, el 41% de los estadounidenses creen efectivamente que las elecciones presidenciales serán manipuladas.

Trump suele agitar el fantasma de un “arreglo” cuando su posición no es muy favorable. Ya lo hizo cuando perdió en la interna de New Hampshire y acusó a su rival Ted Cruz. Pero esta vez habla de un gran escándalo nacional. “Por supuesto se produce fraude electoral a gran escala antes y durante la elección. ¿Por qué los líderes republicanos niegan lo que está ocurriendo? ¡Qué ingenuos!”, lanzó en Twitter el magnate.

Sin embargo, Trump no presentó ninguna prueba concreta de que algo así efectivamente esté sucediendo.

Varios altos dirigentes del Partido Republicano –que se han distanciado en los últimos tiempos de la campaña de Trump– no están de acuerdo con esas denuncias. El propio líder de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, había dicho el sábado que “nuestra democracia se fundamenta en la confianza en los resultados electorales, y el presidente de la Cámara tiene total confianza en que los estados llevarán a cabo este proceso electoral con integridad”.

Ayer mismo el secretario de Estado de Ohio, el republicano Jon Husted, que supervisa la elección en su distrito, insistió en que Trump es “irresponsable” al hacer acusaciones de fraude. “Si hay un problema sistémico, por favor, identifíquelo. No haga solo acusaciones en Twitter. Dígame”, dijo Husted a CNN.

Acorralado por múltiples acusaciones de abuso sexual, la estrategia de Trump ahora son las teorías conspirativas, que tanto gustan en Estados Unidos. Por un lado denuncia un fraude y así genera preocupación sobre posibles protestas post electorales. Y a la vez, acusa a los medios de comunicación de conspirar en su contra al publicar varias denuncias de mujeres que dicen haber sido sido maltratadas por el ahora aspirante a la Casa Blanca.

Su compañero de fórmula, Mike Pence, se sumó a este discurso al declarar el domingo que los medios nacionales “constantemente intentan cambiar de tema e ignorar deliberadamente la corrupción y tráfico de influencias de los Clinton”. Sin embargo, ante las denuncias de fraude, Pence ha dicho que “aceptaremos absolutamente” el resultado de la elección.

Más allá de que no aporte pruebas, las teorías conspirativas tienen impacto entre los estadounidenses. Según un sondeo de Político, el 41 por ciento de los votantes sospecha que le pueden “robadar” la elección presidencial a Trump, a causa de fraude. La cifra crece entre los republicanos (73% cree que serán manipuladas) y baja entre los demócratas (17%).

Desde las filas de Hillary salieron a rechazar esa posibilidad. El jefe de campaña Robby Mook dijo que Trump “está intentando desesperadamente cambiar el foco de su propia campaña desastrosa”. “Sabe que está perdiendo y está intentando culpar al sistema. Eso es lo que hacen los perdedores”. Según el promedio de sondeos nacionales elaborado por RealClearPolitics, Hillary se impone por un 5,5% de los votos.

Loading...

Lo Más Visto

Loading...