La victoria de Trump, acogida en el mundo entre la satisfacción y la prudencia

Noviembre 09, 2016

Los dirigentes de todo el mundo felicitaron el miércoles a Donald Trump, cuya elección a la presidencia de Estados Unidos preocupa a Alemania y Francia y alegra a Rusia, Israel y a la extrema derecha europea.

El triunfo de Trump “abre un período de incertidumbre”, declaró el presidente francés François Hollande, que envió un mensaje de felicitación “como es natural entre dos jefes de Estado democráticos”. Hollande llamó además a una “Europa unida” para defender sus valores.

“Nada va a ser más simple, muchas cosas van a ser más difíciles”, dijo por su parte el ministro alemán de Relaciones Exteriores, Frank-Walter Steinmeier.

En los grandes temas internacionales es posible que Estados Unidos “decida solo más a menudo”, agregó Steinmeier.

La canciller Angela Merkel propuso un poco más tarde a Trump una “cooperación estrecha” basada en valores comunes.

El presidente ruso Vladimir Putin felicitó rápidamente a Donald Trump con un telegrama en el que aboga por un “trabajo mutuo para sacar a las relaciones entre Rusia y Estados Unidos de su situación crítica”.

Putin “ha dicho estar seguro de que se entablará un diálogo constructivo entre Moscú y Washington”, anunció un comunicado del Kremlin.

El primer ministro Benjamin Netanyahu felicitó a Donald Trump, “un verdadero amigo del Estado de Israel”, por su elección como presidente de Estados Unidos, en un comunicado difundido este miércoles.

“El presidente electo Trump es un verdadero amigo del Estado de Israel y espero trabajar con él para promover la seguridad, la estabilidad y la paz en nuestra región”, dijo Netanyahu.

“Estoy seguro de que el presidente electo continuará reforzando esta alianza entre nuestros dos países y la llevará a cumbres más elevadas”, dijo Netanyahu, que tuvo tensas y difíciles relaciones con el actual presidente Barack Obama.

El comunicado de Netanyahu no menciona el conflicto israelo-palestino ni la promesa controvertida de Trump de mudar la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén.

El presidente de Brasil, Michel Temer, afirmó que el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, deberá tener en cuenta las aspiraciones “de todo el pueblo” y aseguró que su victoria no afecta la relación entre los dos países.

En la primera reacción de un país latinoamericano a la elección de Trump, Temer afirmó que “el nuevo presidente que asume tendrá que tener en cuenta las aspiraciones de todo el pueblo estadounidense. Estoy seguro de que todo irá muy bien, nuestra relación (con Estados Unidos) es institucional”.

“Estoy mandando a felicitar al presidente por la elección, y estoy seguro de que no cambia nada en la relación de Brasil con Estados Unidos”, afirmó Temer durante una entrevista con la radio local Itatiaia.

En los días previos a las elecciones, Brasil mantuvo un cauteloso silencio sobre los posibles resultados, y ningún funcionario de peso se pronunció oficialmente.

La mesura de Temer, un abogado de sesgo conservador que sucedió a la izquierdista Dilma Rousseff tras su destitución en agosto, contrasta con las declaraciones que hizo el jefe de la diplomacia brasileña hace más de tres meses.

El presidente de Francia, François Hollande, declaró este miércoles que el triunfo del candidato republicano Donald Trump en las elecciones presidenciales estadounidenses “abre un período de incertidumbre”.

“En este contexto, se necesita una Europa unida, capaz de hacer oír su voz y de promover sus políticas allí donde sus intereses y valores estén en juego”, agregó Hollande, quien citó entre estos valores a la libertad, la dignidad, la cohesión social y la lucha contra la pobreza.

“Debemos tomar consciencia de las inquietudes provocadas por los desórdenes mundiales en todos los pueblos, incluyendo al pueblo estadounidense, la primera potencia mundial”, agregó Hollande en un discurso solemne desde el Palacio del Elíseo, retransmitido por televisión.

“Debemos encontrar las respuestas (…) y deben ser capaces de superar los miedos”, exhortó el mandatario socialista, después de “felicitar” al flamante presidente electo de Estados Unidos, “como es natural entre dos jefes de Estado democráticos”.

“Lo que está en juego es la paz, la lucha contra el terrorismo, la situación en Medio Oriente, las relaciones económicas y la preservación del planeta”, señaló el mandatario francés.

“Sobre todos estos temas, iniciaré sin tardar una discusión con la nueva administración estadounidense” (…) “pero lo haré con vigilancia y franqueza”, agregó.

Loading...

Lo Más Visto

Loading...