Diez sorprendentes tradiciones de Asturias que querrás descubrir

Noviembre 11, 2016

Los vaqueiros constituyen un grupo humano -algunos hablan de etnia o cultura, algo comprensible al ser un colectivo que desde hace siglos practicó una marcada endogamia grupal- muy peculiar que sobrevive en Asturias. Hay quienes opinan que su origen es vikingo. Otros, en cambio, los atribuyen antepasados celtas. En realidad, ni ellos mismos lo saben.

Jovellanos definió a los habitantes de las brañas como «vaqueiros» porque vivían de la cría de ganado vacuno, y «de alzada» porque su asiento no era fijo, sino que cada primavera, allá por san Miguel, «alzaban» su morada y residencia para dirigirse a sus brañas en los prados altos. Una braña viene a ser un espacio especialmente adaptado a la ganadería en muchas de las cuales proliferaron las muy singulares cabanas de teito, construcciones que los vaqueiros astures han venido levantando tradicionalmente en los prados altos donde pasan el verano.

Muchas de ellas aún perviven, construidas de piedra, en ocasiones sin ninguna argamasa, y con pronunciados techos de escoba. Ahí, en un solo espacio, vivía en verano una familia completa, a menudo numerosa.

Los vaqueiros son trashumantes. Pasan los inviernos cerca de la costa y suben en primavera a los valles altos con sus rebaños. Su endogamia grupal les ha llevado a mantener un sistema de identificación por sus apellidos. Y por él se puede conocer también a sus descendientes, muchos de los cuales ignoran de donde provienen. Los más típicos son: Berdasco, Gayo, Cano, Feito, Garrido, Barrero, Parrondo, Freige…, entre otros.

Hoy es perfectamente posible desplazarse de braña en braña por el Parque Natural de Somiedo, Reserva de la Biosfera, ya que hay un entramado de caminos que las unen. Son paseos magníficos por una naturaleza exuberante en estado puro. Y no sólo tiene interés paisajístico, sino también cultural.

Que Asturias es un paraíso nadie lo duda, pero tras su maravilloso paisaje se oculta un fascinante paisanaje que hay que descubrir y del que los Vaqueiros de Alzada son una muestra extraordinaria.

Todos los años, el último domingo de julio, se celebra en la braña de Aristébano, entre Cudillero y Valdés, una Fiesta Vaqueira, también conocida como la Vaqueirada. En realidad, la fiesta es un homenaje divulgativo de la vida y costumbres de los Vaqueiros de Alzada, llegando, en ocasiones, a celebrarse auténticas bodas vaqueiras a la antigua usanza. La Vaqueirada es una celebración muy curiosa, algo así como asistir al pase de un documental de antropología, pero con fiesta y algarabía a tope.

Loading...

Lo Más Visto

Loading...
Veraz… MUDtación en reversa
Robert Alvarado