Marcha en Panamá contra inmigrantes venezolanos genera alarma xenófoba

Noviembre 20, 2016

El anuncio para este domingo de una marcha contra los venezolanos que migraron hacia Panamá ha desatado las alarmas en toda Latinoamérica y ha convertido a las redes sociales en un espacio para confrontación y el análisis de este planteamiento más cercano a la xenofobia que a la defensa de los intereses de los panameños.

Ya pocos recuerdan a la venezolana que en 2015 publicó un post en Facebook en el que despotricaba de los panameños, de su cultura y de Panamá, país donde residía junto a su esposo quien era jefe de cocina de un restaurant. Pocos recuerdan su nombre, pero sí el hecho que marcó un cambio, un punto de inflexión en la historia migratoria de venezolanos en dicha nación. Meses después un humorista venezolano, que se mofa de todas las nacionalidades, hizo chistes de los panameños; lo que, un año más tarde, ha avivado sentimientos de rechazo de quienes lo consideraron una ofensa a la nación.

Para este domingo 20 de noviembre, el Frente de Nacional Panameño ha convocado una cadena humana contra los nacidos en la tierra de Simón Bolívar, bajo el lema: “No más arepas, no más tequeños” alegando que la ola migratoria de los últimos cuatro años ha afectado la economía, ha desplazado la fuerza laboral panameña y además ha incrementado en los índices de delitos.

Según el Servicio de Estadística de Panamá, desde 2010 hasta 2016 el gobierno nacional ha entregado unas 120 mil residencias de las cuales 17.471 han sido a ciudadanos venezolanos, siendo éste el segundo grupo de extranjeros con mayor presencia en la nación caribeña, luego de los colombianos.

La migración masiva no ha pasado desapercibida, y desde hace varios meses se leen a través de las redes sociales manifestaciones de rechazo contra los venezolanos y colombianos quienes encontraron en Panamá un lugar para vivir.

Para muchos la marcha no ha tenido ningún tipo de acogida, y la convocatoria hecha a través de Facebook, y a menos de un día de realizarse el encuentro, apenas contaba con 76 confirmaciones de asistencia; en un país de cinco millones de habitantes.

Daniela Hernández, una comunicadora social con varios años en Panamá, asegura que a esa convocatoria se le está dando mucha importancia y no la tiene. Indica que si bien es cierto que ha sentido el rechazo de algunos panameños, no son todos. “Hay muchos que niegan que haya xenofobia y aseguran que Panamá ha crecido con una intensa historia de migración”.

“Muchos de nosotros hemos venido a trabajar. A querer a este país, tanto que nos sentimos hijos adoptivos. Nos hemos adaptado a la vida panameña, a su clima, a su niveles de acción. No es justo que porque alguno haya insultado al pueblo de Panamá, paguemos todos”.

Resalta que si bien es cierto que ha habido casos específicos de venezolanos que publicaron comentarios inadecuados contra Panamá y contra los panameños; la mayoría se ha integrado en la comunidades. “Porque es a nosotros, los que nos toca adaptarnos. Es a nosotros a los que tenemos que entender cómo viven ellos para ingresar en su sistema. Nosotros somos los que estamos llegando y debemos acostumbrarnos a todo”. Asegura que con la marcha no lograran nada, porque no cuentan con ningún tipo de apoyo.

Migración sin planificación

Fidel Betancourt, quien lleva dos años en Panamá junto a su esposa, asegura que en los últimos meses ha habido problema con venezolanos que no planificaron su migración y se encuentran en una dura situación, donde deben cancelar altas cifras de dinero y donde el gobierno les exige el pago para obtener documentos legales.

“Muy pocos son los que planifican su emigración y, por supuesto, cuando llegan aquí, los ves repartiendo volantes, vendiendo comida por la calle, y en algunos casos, tratando de estafar o buscar la forma más fácil de hacer dinero. Eso ha hecho que se exacerben los ánimos y le ha echado más gasolina a la candela”.

Recalca que de por sí, el sistema de Inmigración de Panamá es complicado, con muchas trabas y oneroso, pero al final si la gente se ha planificado bien y tienen ahorros para estar legal, pueden lograr mantener un estatus, que le permita vivir honestamente.

“Nosotros no creemos que sea un sentimiento de rechazo general. Hemos encontrado a grandes amigos panameños, que nos han tratado como cualquier persona, e incluso algunos nos han dado su apoyo cuando saben que surgen comentarios o acciones en contra de los extranjeros. De hecho, un gran amigo periodista panameño, muy conocido en los medios, publicó en su Facebook un mensaje contundente en contra de los xenófobos, siendo él simpatizante del gobierno. Eso te da una dimensión del grueso. Siento que son más los que están en contra de la xenofobia o que simplemente no se meten con los extranjeros”.

Contramarcha

Otro grupo, que observa con indignación la xenofobia manifiesta en el Frente Nacional Panameño, convocó a una cadena humana de todas las nacionalidades, para decirle al mundo que Panamá es un pueblo de inclusión.Así que este domingo se esperan dos concentraciones inéditas en Panamá, en la Cinta Costera, zona de gran importancia para los panameños. Se conoció que el segundo encuentro será a las 3 de la tarde para no encontrarse con el otro llamado que será a las 9 de la mañana.

Vía Diario Las Américas
Loading...

Lo Más Visto

Loading...