¿Qué esperan de Trump en Oriente Medio?

Noviembre 23, 2016

La victoria de Donald Trump "ha excitado" a la comunidad política de Oriente Medio, que está "a la espera de los cambios" que traerá el nuevo líder norteamericano, señala el analista Alexánder Kuznetsov en su nuevo artículo para el portal Fondsk.

En su opinión, si la posible presidencia de Hillary Clinton "era vista en la región como el tercer mandato de Barack Obama" y no prometía sorpresas, Trump, con su controvertida retórica electoral, "asusta a unos grupos políticos e inspira esperanza en otros".

Según Kuznetsov, si juzgamos al nuevo presidente de EE.UU. por su retórica de campaña, cabe recordar que iba a prohibir la inmigración musulmana de los países de Oriente Medio a EE.UU., trasladar la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén y revocar el Plan Integral de Acción Conjunta firmado con Irán en julio de 2015, el cual calificó en uno de sus discursos electorales como un "desastre de política exterior".

Por otro lado, el experto hace hincapié en que Trump es un "realista en la lucha contra el terrorismo". Así, en su primera entrevista como presidente electo Trump señaló al rotativo 'The Wall Street Journal' que tendrá un mayor enfoque en la lucha contra el Estado Islámico en Siria, en lugar de expulsar al presidente sirio, Bashar al Assad, y advirtió que "si EE.UU. ataca a Assad, terminaremos luchando contra Rusia".

Por su parte, el presidente sirio declaró que si Trump decide luchar contra el terrorismo se convertirá en un "aliado natural" de Siria.

El presidente egipcio, Abdel Fattah al Sisi, también se mostró optimista sobre la futura política del nuevo presidente de EE.UU. en Oriente Medio, al tiempo que expresó la esperanza de una mejora en las relaciones entre Washington y El Cairo, deterioradas a raíz del golpe militar de julio de 2013 que llevó al poder al Gobierno de Sisi.

Mientras tanto, Kuznetsov pronostica que muchos puntos del programa electoral de Trump sobre Oriente Medio podrían "someterse a ajustes".

En este sentido, recuerda que uno de los consejeros de Donald Trump en materia de política exterior, Walid Phares, confirmó que su Gobierno no aceptará el Plan Integral sobre el programa nuclear iraní, pero agregó que "decir que lo romperá es una palabra demasiado fuerte". El consejero avanzó que Trump valorará el Plan "dentro del contexto internacional" para luego revisarlo. 

A su vez, el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, instó a Trump a respetar el acuerdo nuclear, advirtiendo de que en caso contrario Teherán utilizará sus "opciones" para influir en la situación.

A este respecto, el experto comenta que "sería más beneficioso" para Washington cumplir con el acuerdo que romperlo. En primer lugar explica que, aparte de EE.UU. e Irán, los garantes del acuerdo son Rusia, China, el Reino Unido, Francia y Alemania. En segundo lugar, advierte que si EE.UU. rompiera el acuerdo y reintrodujera las sanciones contra Irán "es casi seguro" que Teherán empezaría a desarrollar armas nucleares.

Con todo, hay indicios de que las autoridades iraníes están dispuestas a cooperar con la Administración de Trump, afirma el experto, que recoge las palabras del presidente del Parlamento iraní, Alí Lariyaní, quien aconsejó a los representantes de la élite política de la república islámica abstenerse de hacer "declaraciones apresuradas e inmaduras" sobre Trump a fin de no complicar la situación de Irán.

Loading...

Lo Más Visto

Loading...