Dólar paralelo, desbocado y sin freno

Noviembre 26, 2016
Entre finales de agosto y el 24 de noviembre la tasa de cambio del dólar paralelo en la frontera aumentó 175% Por: Eugenio Martínez l El Pitazo-Distrito Capital

Caracas.- Falta de confianza, exceso de liquidez, falta de dólares en el mercado legal y un par de ingredientes más, tienen al dólar paralelo disparado y subiendo sin freno.

Ya lo habían advertido los expertos y nosotros también a principios de octubre (insertar el siguiente link: http://elpitazo.com/ultimas-noticias/analisis-freno-en-ritmo-de-la-devaluacion-del-paralelo-no-es-sostenible/), el frenazo que experimentó el tipo de cambio paralelo, hasta mediados de años, era insostenible.

Las referencias de las operaciones de cambio en la frontera señalan que, entre enero de 2016 y agosto de 2016, el incremento de la tasa fue de 13,8 %, al pasar de Bs/$ 888,61 al cierre de enero, a Bs/$1.011,45 al cierre de agosto de este año.

Ese ritmo contrasta con las tasas experimentadas el año pasado y con lo que ha sucedido desde octubre que, además, se ha acelerado en las últimas semanas.

El tipo de cambio en la frontera se disparó y el aumento de la tasa entre el cierre de agosto (Bs/$ 1.011,45) y el 24 de noviembre (Bs/$ 2.790,48) fue de 175%. Mientras que entre enero (Bs/$ 888,61) y el 24 de noviembre la tasa subió 214%.

Por la desconfianza

Para el analista y presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, la principal causa del desbordamiento del paralelo es la desconfianza.

En su cuenta Instagram, red social en la que puede verse la evolución del paralelo en @dolartoday, el Presidente de Datanálisis hace una serie de consideraciones al respecto. Además de las razones netamente económicas o financieras, León destaca que "si el mercado no confía en el cambio de modelo y no espera mejoras en el flujo de divisas, sería un milagro la estabilidad del dólar".

Explica que, en general, la gente sigue el precio fijado (en @dolartoday) porque "están percibiendo una situación de alto riesgo".

Liquidez desbordada

Las cifras publicadas por el Banco Central de Venezuela (BCV) indican que durante los primeros ocho meses del año 2016, la liquidez monetaria creció nominalmente 49,91%.

Esta cifra se disparó hace unas seis semanas y acumula, entre enero y la segunda semana de noviembre, un crecimiento de 95,51%, esto se traduce en que hay más bolívares detrás de los pocos bienes disponibles, incluidos los dólares del mercado paralelo.

El ritmo semanal del crecimiento de la liquidez se había mantenido por debajo de 2%, lo que era una tasa, ya de por sí, bastante alta.

En las semanas comprendidas entre el 21 de octubre y el 11 de noviembre se incrementó en 2,90%; 2,41%; 3,91% hasta llegar a 4,35%, respectivamente.

El crecimiento de la liquidez está relacionado con el pago de utilidades del sector público, aumento de salario mínimo, y compromisos de fin de año del Estado que están siendo cancelados.

Cerrado grifo oficial

La única fuente de generación de divisas del país es Petróleos de Venezuela (Pdvsa) que vende sus dólares al BCV y este a través de los mecanismos establecidos los reparte para cubrir las necesidades de importaciones.

Pues, de acuerdo con la data oficial, ese grifo está prácticamente cerrado.

Cifras oficiales, divulgadas por la prensa, la entrega de divisas (producto de las exportaciones) por parte de Pdvsa al BCV se desplomó 57,14% en el período enero-octubre 2016 vs. enero-octubre 2015.

El año pasado, entre enero y octubre, Pdvsa entregó 9,8 millardos de dólares al BCV, durante el mismo período de este año, esa cifra bajó a 4,2 millardos.

Es decir, el Instituto emisor dejó de recibir 5,6 millardos de dólares en los primeros 10 meses de este año, de parte de la estatal petrolera.

Impacto sobre las reservas y dólares oficiales

La caída del ingreso proveniente de Pdvsa, impacta directamente a las reservas internacionales y a los sistemas de otorgamiento de divisas, Dipro (dólar protegido a Bs.10) y Dicom (o Simadi) que se ubica en Bs.661.

Al 23 de noviembre las reservas registran una contracción de 33 % al pasar de 16,3 millardos de dólares el 4 de enero a 10,8 millardos de dólares el 23 de noviembre, según cifras del BCV.

Esto se traduce en que, según un informe de Econoanalítica, en dos años las liquidaciones diarias de divisas al sector privado cayeron 80,5% al descender de 135,9 millones en agosto de 2014 a 26,4 millones de dólares en el mismo período de 2016.

Una sola vía

Ante esta situación, en la que el sector privado prácticamente no recibe dólares del sistema de asignación de divisas, si quiere sobrevivir le queda una sola opción: el mercado paralelo.

En este sentido, Luis Vicente León, alertó acerca de la situación por la que atraviesa el sector privado y explicó que "quienes han importado lo han hecho con sus propios dólares (adquiridos en el paralelo muy probablemente) y están teniendo problemas de reposición".

Esto obviamente presiona la tasa en la frontera.

El factor especulación

Otro ingrediente que está actuando en el mercado negro es la especulación.

En un mercado con tanta opacidad es poco probable determinar el porcentaje de especulación que tiene la tasa de cambio en la frontera.

Pero en todo caso, el grado de especulación está ligado a la desconfianza y al hecho de que el Gobierno venezolano no toma medidas para regularizar el mercado cambiario legal.

El ritmo de crecimiento de la tasa en la frontera o mercado paralelo luce prácticamente indetenible en el corto plazo, pues el Gobierno sigue con la taquilla cambiaria cerrada de facto y se desconoce si van tomar alguna medida al respecto.

Esto influye en el incremento de la desconfianza, pues adicionalmente lo que los economistas llaman los fundamentos económicos, siguen deteriorándose.

Loading...

Lo Más Visto

Loading...