Donald Trump tiene 4 opciones para lidiar con Corea del Norte

Enero 03, 2017

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que Corea del Norte no pondrá a prueba un misil balístico intercontinental que podría llegar a los Estados Unidos.

En su discurso de Año Nuevo, el líder norcoreano, Kim Jong Un, dijo que su país estaba a punto de hacer precisamente eso.

"No va a suceder", tuiteó Trump el lunes.

Luego pasó a repetir su afirmación de que China no está haciendo lo suficiente para ayudar a EE.UU. a frenar a Corea del Norte y a su autocrático líder.

Sin embargo, si sus tuits sirven de guía, los analistas dicen que Trump se ha encajonado a sí mismo sobre Corea del Norte.

Dicen que Trump necesita una nueva estrategia si realmente quiere lograr que Kim no logre sumar a su arsenal un cohete lo suficientemente potente como para llegar a cualquier parte de EE.UU.

Todo se reduce a estas cuatro opciones:

1. Midiendo fuerzas con China

Desde que ganó las elecciones, Trump ha sugerido al menos dos veces que China, benefactor económico de Corea del Norte y realmente su único aliado, no usando su peso cuando se trata de frenar al régimen de Kim Jong Un.

Pero los analistas dicen que Beijing no tiene ninguna varita mágica y que cada vez es más incapaz de influir en su vecino ingobernable.

Zhao Tong, asociado del Centro de Política Mundial de la Universidad Carnegie-Tsinghua en Beijing, dice que el compromiso entre los funcionarios norcoreanos y chinos de alto nivel ha sido suspendido durante bastante tiempo.

"China se siente frustrada por su incapacidad para presionar a Corea del Norte", dijo Zhao.

Trump podría tratar de obligar a China a cooperar al socavar sus intereses en otros lugares -con el lanzamiento de una guerra comercial o confrontando a Beijing sobre Taiwán o el Mar Meridional de China-, pero supondría un alto riesgo, y Zhao dijo que podría dar lugar a una "respuesta negativa enorme".

2. Reforzar las sanciones

Trump podría presionar a China para reforzar y aplicar las sanciones existentes con mayor dureza, pero no hay evidencia de que las sanciones tengan algún impacto en las decisiones de Corea del Norte, dijo Jeffrey Lewis, director del Programa de No Proliferación en el este de Asia.

Zhao dice que imponer sanciones más duras podría ser arriesgado.

"No veo por qué Corea del Norte suavizaría su posición. Ven un elemento de disuasión nuclear como absolutamente crucial para garantizar la supervivencia del país. Una vez que lo tengan, dedicarán recursos a la economía".

3. Inicio de la acción militar

Es todavía un tema de debate qué tan grande es el riesgo militar que plantea Corea del Norte y si realmente podría poner una ojiva nuclear en un misil.

Pyongyang llevó a cabo dos pruebas nucleares en 2016, una en enero y otra en septiembre, la más potente hasta ahora. También probó una serie de misiles, lanzados tanto desde tierra como desde el mar.

Hasta ahora, Corea del Norte no ha desarrollado un sistema de lanzamiento capaz de llegar más allá de Asia, pero el hecho de que Corea del Norte sea actualmente el único país de la Tierra que haga pruebas nucleares significa que cualquier esfuerzo militar para derribar el régimen de Kim es increíblemente arriesgado.

Los vecinos más cercanos de Corea del Norte son los blancos más vulnerables. Corea del Sur tendría que estar preparado para la potencial devastación si Kim ataca.

4. Sentarse con Kim

En la campaña electoral, Trump dijo que estaría dispuesto a recibir a Kim, preguntándose "¿qué hay de malo en hablar?", en junio.

El comentario apareció de improviso y no se ha repetido, pero John Delury, profesor asociado de Estudios de China en la Universidad Yonsei de Seúl, dijo que el compromiso era la única opción si Trump quiere llegar a algo con Corea del Norte.

"Yo creo que es el camino a seguir. Fue un momento fugaz de brillantez de Trump. Tiene los instintos correctos", dijo Delury.

Una reunión del presidente de Estados Unidos con el líder de un régimen conocido por sus abusos a los derechos humanos sería difícil de vender a nivel nacional, destacó Delury, pero podría ser un as bajo la manga de Trump.

"Podrías imaginar a Trump en Pyongyang de una manera que no podría imaginar a Hillary Clinton", dijo.

Zhao dijo que Corea del Norte se había abstenido de hacer cualquier provocación desde octubre y parecía estar dispuesto a comprometerse con una administración Trump.

Trump podría potencialmente ser el "presidente estadounidense que impidió a Corea del Norte obtener la capacidad de atacar a EE.UU. con un arma nuclear", agregó Zhao.

"Sólo se tiene un gran avance cuando dos líderes se comunican entre sí".

Loading...

Lo Más Visto

Loading...