Inteligencia de EEUU: Putin intervino en la campaña para desacreditar a Clinton

Enero 07, 2017

Estados Unidos hizo publico este viernes un documento firmado por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, según sus siglas en inglés), la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) que certifica la intervención del Gobierno ruso de Vladimir Putin en las elecciones de Estados Unidos a favor de Donald Trump, que resultó victorioso en los comicios del 8 de noviembre. Sin embargo, el informe también refleja que la actuación no estuvo directamente relacionada con el conteo de votos.

Las causas de la intervención rusa, según el texto hecho público, serían el viejo deseo ruso de desbancar del liderazgo mundial a Estados Unidos, pues "amenaza" el poderío e influencia del Kremlin; la aparición de Putin en los 'papeles de Panamá' y el escándalo de dopaje de los deportistas rusos en los Juegos Olímpicos -quedando al borde de la exclusión del torneo- , todo un agravio "al prestigio de Rusia"; y, por último, el deseo del presidente Vladimir Putin de desacreditar a Hillary Clinton, puesto que condenó "a finales de 2011 y principios de 2012" el régimen moscovita, algo que Putin, "con toda seguridad, vio como agravio". En concreto, el informe asegura: "Putin y el Gobierno ruso aspiraron a contribuir a las oportunidades de Trump de resultar electo desacreditando a la secretaria Clinton y comparándole públicamente con él".

Las tres agencias de inteligencia han llegado a estas conclusiones tras analizar el rastro que han dejado las operaciones cibernéticas, haciendo diferentes valoraciones -baja, alta y moderada- según el nivel de confianza en el que basan los datos del documento.

El FBI y la CIA consideran "alta" la incidencia que ha tenido el Kremlin en la campaña electoral. Además, argumentan que tenía como fin desprestigiar a Hillary Clinton para ayudar a Donald Trump, mediante comparaciones en las que el magnate saliese claramente favorecido. Sin embargo, la NSA considera que la fiabilidad de estas informaciones es "moderada".

Las tres agencias valoran como "alto" el hecho de que la interferencia rusa fue en progresión. Cuando todo el mundo daba por hecho que la candidata demócrata sería la primera mujer en llegar a la Presidencia de EEUU, el Kremlin "intensificó los ataques cibernéticos para contrarrestar esa ventaja".

El informe estima como "alta" la información de que el Departamento Central de Inteligencia ruso (GRU) se camufló en los hackersGuccifer 2.0 y DCLeaks.com para difundir información personal de demócratas -como el hackeo al correo electrónico de Hillary Clinton, acusada de poner en riesgo la seguridad nacional- además del material proporcionado a WikiLeaks, algo que Julian Assange se encargó de desmentir.

Por otro lado, incluso antes de las elecciones del 8 de noviembre, diplomáticos rusos "habían denunciado públicamente el proceso electoral estadounidense" y cuestionado "la validez de los resultados". Además, el ejército cibernético rusos había preparado el hasthtag #DemocracyRIP para el supuesto caso de que Trump no se alzase con la victoria presidencial.

Asimismo, el documento recalca que los esfuerzos rusos se volcaron en lanzar propaganda a través de medios de comunicación, como RT (antigua Russia Today) y Sputnik. En el caso de RT, el Gobierno ruso le ayuda financieramente con "190 millones de dólares al año".

La cobertura de las elecciones estadounidenses por parte de RT se centró en desprestigiar a Clinton, poniendo el foco en el hackeo de los e-mails, tachándola de corrupta y asegurando que tenía problemas de salud, "tanto físicos como mentales". Ejemplo de ello es el vídeo How 100% of the Clintons' 'Charity' Went to...Themselves (Cómo el 100% de la 'caridad' de los Clinton fue a parar a... ellos mismos), que tuvo más de nueve millones de reproducciones.

El documento añade que la editora de la cadena, con una audiencia de algo más de 500.000 espectadores diarios, Margarita Symoan, tiene "estrechos vínculos con oficiales del Kremlin", como Aleksey Gromov, jefe de prensa del Gobierno ruso. Por su parte, Symoan ha sido caracterizada en diversas ocasiones ridiculizando a EEUU como país, como en el documental Information Warfare (Guerra de la información), donde se puede ver a la editora en forma de dibujo animado paseando por encima de la Casa Blanca.

Loading...

Lo Más Visto

Loading...