El Constitucional da luz verde a elecciones generales en Italia tras validar la ley electoral

Enero 25, 2017

A partir de ahora Italia tiene dos leyes electorales en vigor; una para la Cámara de Diputados y otra para el Senado. La primera premia al partido más votado y la segunda es puramente proporcional

El Tribunal Constitucional sentenció este miércoles que la ley electoral aprobada en 2015 por el ex primer ministro italiano Matteo Renzi -el denominado Italicum- es válida y que, en consecuencia, se podrían convocar elecciones generales en Italia de forma inmediata. Esta ley establece que el partido que supere el 40% de los votos se quede con el 55% de los 630 escaños de la Cámara de los Diputados para así facilitar la gobernabilidad.

Por lo tanto, a partir de ahora, Italia tiene dos leyes electorales en vigor. Una para la Cámara de Diputados: el Italicum. Y otra para el Senado: el denominado Consultellum -también conocida con el nombre de Cerdada-, aprobada por el Gobierno de Silvio Berlusconi y que fue declarada en parte inconstitucional, en una sentencia de enero de 2014, porque generó un bloqueo absoluto: ninguno de los cabezas de lista fue capaz de obtener los votos necesarios en el Parlamento para ser investido primer ministro en las elecciones generales de 2013. De ahí su sobrenombre de Cerdada.

La reforma constitucional que el Gobierno de Renzi pretendía aprobar -y que finalmente se quedó en un cajón tras el rotundo 'no' a cualquier cambio por parte de la mayoría de votantes en el referéndum del pasado diciembre- preveía que el Senado dejara de ser escogido directamente por los electores. De ahí que la ley electoral aprobada por Renzi sólo incumbiera a la Cámara de los Diputados, y no al Senado.

Ahora, a pesar de la luz verde dada por el Tribunal Constitucional, Italia continúa metida en un buen embrollo. Las dos leyes electorales ahora en vigor no pueden ser más diferentes. El Italicum premia claramente al partido más votado, no prevé coaliciones, y se requiere un mínimo del tres por ciento de los votos para obtener un escaño. En cambio, el Consultellum es una ley puramente proporcional -sin premio alguno a la formación más votada-, prevé la posibilidad de presentarse en coalición, y para lograr un escaño, es necesario lograr el 8% de los sufragios.

En consecuencia, la distribución de fuerzas podría diferir mucho de una cámara a otra, en función de la ley electoral. Cosa que resulta preocupante, teniendo en cuenta que el gobierno italiano debe contar con la confianza de ambas cámaras.

A pesar de los inconvenientes, algunos partidos ya exigieron este miércoles que se convoquen elecciones generales sin más dilaciones. "Ahora voto inmediato. No haremos alianzas con nadie", afirmó el cómico y líder del Movimiento 5 Estrellas, Beppe Grillo.

De la misma manera se pronunció en las redes sociales Matteo Salvini, de la ultraderechista Liga Norte : "La ley electoral se puede aplicar de manera inmediata. Ya no hay más excusas", escribió. Y Giorgia Meloni, de los conservadores Hermanos de Italia, anunció movilizaciones: "¡El sábado todos nos manifestaremos para exigir elecciones ya!", aseguró.

En cambio, el Partido Demócrata, del primer ministro Paolo Gentiloni, se muestra más cauto, ya que considera, que antes de ir a las urnas, habría que unificar ambas leyes electorales o buscar una alternativa que evite discordancias.

Loading...

Lo Más Visto

Loading...