La fiscal general interina de Estados Unidos le ordena al Departamento de Justicia que no defienda la prohibición de los refugiados

Enero 30, 2017

La fiscal general en funciones Sally Yates, quien fue nombrada por la administración Obama, le ordenó el lunes al Departamento de Justicia de Estados Unidos que no defienda en los tribunales la orden ejecutiva del presidente Donald Trump sobre inmigración.

“Soy responsable de asegurar que las posiciones que tomamos en el tribunal estén en consonancia con la obligación solemne de esta institución de siempre buscar justicia y defender lo que es correcto”, escribió Yates en una carta dirigida a los abogados del Departamento de Justicia. “En la actualidad, no estoy convencida de que la defensa del orden ejecutivo sea coherente con estas responsabilidades, ni estoy convencida de que la orden ejecutiva sea legal”.

La decisión es, en gran medida, simbólica —es probable que el candidato de Trump a fiscal general, Jeff Sessions, sea confirmado muy pronto—, pero destaca la profunda división que existe en el Departamento de Justicia y en otras instancias del gobierno sobre la orden de Trump.

El presidente tiene la autoridad para despedir a Yates, pero como ella todavía es la principal funcionaria del Departamento de Justicia que ha sido confirmada por el Senado, es la única autorizada para firmar las órdenes de vigilancia a extranjeros, una función esencial de esa institución.

“Mientras yo sea la fiscal general en funciones, el Departamento de Justicia no presentará argumentos en defensa de la orden ejecutiva, hasta que esté convencida de que es apropiado hacerlo”, escribió Yates.

Loading...

Lo Más Visto

Loading...