Chúo a Capriles: No tengo tiempo para pelear con alguien que no sea del Gobierno

Febrero 01, 2017

El secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad, Jesús “Chúo” Torrealba, respondió al gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, que “no he sido, ni soy, ni seré candidato a nada”, al tiempo que afirmó no tener “tiempo para estar peleando con alguien que no sea el Gobierno”.

A través de su programa, Torrealba aseveró que “el adversario está en la acera de enfrente” y que es necesario evitar las pugnas internas por poder, ya que la prioridad es Venezuela.

“Tengo la certeza de que el bien de la Unidad es fundamental. No es cuando conviene”, apuntó y dijo que el hecho de que se trabaje en pro del país y permitir de que el país sea funcional depende de que se pueda “salir de la catástrofe” sin conflictos, y menos internos.

Reiteró que siempre ha buscado evitar responder a ese tipo de acusaciones, pero en vista de que consideró de que el también ex candidato presidencial, Henrique Capriles, “se ha permitido algunas expresiones”, recordó que fueron los partidos políticos quienes lo llamaron en 2014 para reagrupar a la oposición.

Recordó que en ese año se generó una crisis dentro de la coalición opositora y que hasta hubo un momento que “estuvo a punto de fracturarse”, hecho que obligó al doctor Ramón Guillermo Aveledo, ex secretario de la MUD, a retirarse de la militancia activa “y pasaron nueve semanas sin ponerse de acuerdo hasta que me llamaron”. Indicó que, luego de debatir con el Radar de los Barrios y las personas de las “zonas populares sobre el papel que desempeñaría, aceptó el llamado.

“Sabía que esto era complicado. Sabía que hasta los adversarios se cuidaban de meterse con uno, porque cuando yo informaba sobre un derrumbe, me encontraba en el sitio informando el derrumbe. Mi trabajo era impecable (…) Venezuela no va a tener mejores gobiernos ni liderazgos hasta que Venezuela no los reclame”, advirtió.

Aseguró que durante 2014, luego de saber que al dar al paso al aparataje político “iba a ser blanco de unos y elogiado por otros”, sopesó la posibilidad de que si se fracturaba la Unidad, no se podría alcanzar el mecanismo de lucha para ayudar al país. “Logramos conjurar la crisis, reagruparnos y consolidar a la oposición”, destacó.

También subrayó que en 2015 se logró conquistar una victoria importante para la oposición en los últimos 17 años, que fue el ganar las elecciones parlamentarias el 6 de diciembre, pero al entrar en 2016, reconoció que se inició con altas expectativas, muchas promesas y las mismas no fueron satisfechas.

“Fue un año en el que los ciudadanos hicieron todo lo que se les pidió. Fueron a firmar, validaron su firma, marcharon, tomaron Caracas. La dirigencia no fue capaz de articular las cosas. El pueblo opositor estuvo por encima de su dirigencia”, reflexionó.

Insistió en que la Mea de la Unidad debe reestructurarse y enfocarse a un cambio positivo en el país y dejar de pelar “por egos, porque les deben la Presidencia de la República”. Dijo que la coalición “no es una hoguera de vanidades ni una alfombra roja”, por lo que reafirmó la necesidad de que la redefinición de la MUD debe ser para convertirla “en un elemento más eficiente y útil al país (…) No es un cambio facial, cosmético”, sino que explicó que debe ser un cambio intrínseco.

Aseveró que su papel como secretario de la MUD es promover el triunfo de todos y “no ser incondicional” con un candidato en particular.

“Todo lo malo que haya ocurrido bajo mi gestión, es culpa mía. Asumo la responsabilidad. Todo lo bueno, es un triunfo colectivo”, sentenció.

 

Loading...

Lo Más Visto

Loading...