Gobierno de Trump evita nombrar a China como manipulador de monedas

Abril 14, 2017

El gobierno Donald Trump declinó calificar a uno de sus socios comerciales más importantes como manipulador de monedas, de acuerdo con el informe semestral de monedas del Departamento del Tesoro divulgado este viernes.

Sin embargo, Estados Unidos aún mantiene a China en una "lista de vigilancia" pese a los progresos de Beijing en reducir su superávit de cuenta corriente global, y citando un inusualmente amplio superávit comercial de China respecto a Estados Unidos, reportó Reuters.

Según el Tesoro, China restringe el acceso de Estados Unidos a su mercado y eso explica en parte el colosal déficit comercial estadounidense con el gigante asiático: 347,000 millones de dólares en el intercambio de bienes.

El informe también presiona a Alemania, que tiene con Estados Unidos un superávit que el año pasado fue de 65,000 millones de dólares.

"Alemania, como cuarta potencia económica mundial, (...) debe contribuir a un crecimiento de la demanda y de flujos comerciales más equilibrados", dijo el Tesoro.

El gobierno de Trump dice que el euro está debilitado y que Berlín se aprovecha de eso para multiplicar sus exportaciones.

El Tesoro también informó que mantuvo a otros socios comerciales en la lista de vigilancia: Japón, Corea del Sur, Taiwán y Suiza.

La decisión del Tesoro era esperada porque el propio presidente Donald Trump dio este miércoles un drástico giro en su posición respecto a las prácticas comerciales de China y señaló que Beijing no manipula el yuan, de acuerdo con AFP.

Durante la campaña electoral, Trump dijo que en el primer día de su gobierno denunciaría a China por sacar ventajas comerciales indebidas que, sostenía, terminan robando empleos a los estadounidenses y agrandando el déficit comercial bilateral.

"Ningún gran socio comercial de Estados Unidos cumple con los criterios (...) que definen la manipulación de la tasa de cambio", concluye el informe del Tesoro.

Denunciar por prácticas comerciales a China generaría sanciones económicas a Pekín y desencadenar una guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo, indica la agencia.

Este viernes se dio a conocer que las ventas minoristas en Estados Unidos bajaron por segundo mes consecutivo y los precios al consumidor cayeron por primera vez en poco más de un año en marzo, respaldando la perspectiva de que la economía perdió mucho impulso en el primer trimestre del 2017.

Dado que el mercado de trabajo está cerca del pleno empleo, las caídas en las ventas y los precios al consumidor reportadas por el Gobierno este viernes probablemente sean temporales y no cambien las previsiones de la Reserva Federal de aumentar las tasas de interés nuevamente en junio.

El dólar prácticamente no se movió tras conocerse los datos. Los mercados de acciones y bonos están cerrados por el feriado del Viernes Santo.

Loading...

Lo Más Visto

Loading...