“Yo sueño con ver cuando caiga este Gobierno”

Junio 03, 2017

Opositora nata, así fue descrita María Estefanía Rodríguez, de 46 años de edad, quien fue asesinada de un disparo, la noche del jueves 1 de junio en Las Veritas, parroquia El Cují de Barquisimeto, momento en que pasaba por una manifestación.

La dama se ganaba la vida como camarera, no participaba en manifestaciones, pero si las apoyaba, siempre y cuando fueran pacíficas. Tenía por costumbre que al llegar de su trabajo y terminar con sus quehaceres del hogar, se sentaba frente a la computadora con su hermana Yuselis Rodríguez, revisaban las redes sociales, única ventana informativa para ver lo que pasa en el país.

"Yo sueño con ver cuando caiga este Gobierno. Yo tengo que ver eso, yo tengo que ver qué van a hacer con esa gente, con Diosdado y Maduro, tanta maldad que han hecho, tantos jóvenes que han muerto, esto no se puede quedar así", expresaba Rodríguez frente a su hermana, quien hoy recuerda sus palabras e indica que jamás se imaginó que su hermana sería una de las "víctimas de ellos".

Dentro de la casa que habitaba María Estefanía, ubicada en la carrera 3 entre calles 3 y 4 de Valle Lindo I, estaba su hermana, quien recuerda cada una de sus expresiones y con sus ojos aguados, asegura que no hay ningún otro culpable sino el "Gobierno".

"Por culpa de este Gobierno, porque es el único que tiene la culpa. ¿A quien le vamos a echar la culpa aquí?, el Gobierno es el único que tiene toda la culpa de esto que está pasando aquí en Venezuela", expresa Yuselis Rodríguez, mientras está recostada a la pared de la casa. La dama contiene las lágrimas, pero manifiesta que es fuerte el dolor que atraviesan, cuenta que su hermana trabajaba fuertemente para mantener a sus tres hijos.

María Estefanía, tenía año y medio como camarera en un hotel de Barquisimeto, aunque su familia consumía los tres platos diarios de comida, el día de cobro era el que mejor comían, indican sus familiares. De sus tres hijos, el mayor de 26 años de edad, le había nacido con problemas, tiene dificultades para hablar y convulsiona, pero no recibe tratamiento, pues desde hace tres años no lo consigue, además tiene una hija de 14 años de edad, que apenas está estudiando su bachillerato, era el sostén de su hogar.

"Esto ya está fuerte, nosotros lo que queremos es que se haga justicia, si seguimos en esto nos iremos a matar todos. La Guardia y la Policía nos irán a matar a toditos, porque paga la gente inocente; aquí usted no ve que está pagando un político, ni más nadie, simplemente el que no tiene nada que ver en eso", indica Yuselis, quien es acompañada por el resto de familiares de la hoy fallecida.

Fue Policía

En la zona norte, en plena Intercomunal Barquisimeto - El Cují, se encontraban varias personas de la comunidad, quienes explicaron, que desde hace cuatro días un grupo de personas ha estado manifestando, expresando su descontento con el Gobierno nacional, en al menos una ocasión fueron reprimidos por funcionarios de la Guardia Nacional.

Relatan que el jueves trancaron desde temprano a la altura de Las Veritas, los manifestantes quienes eran al menos 40 personas, se molestaron porque los funcionarios policiales a la altura de Escupol obstaculizaron el tráfico y por ende no llegaban hasta el sitio donde estaban los manifestantes, causando menos impacto en la protesta.

"La gente de la Resistencia fueron a hablar con los funcionarios para que dejaran pasar a la gente y prometieron no meterse con ellos, se dieron la mano y abrieron el paso, pero al final de la tarde volvió a pasar y los manifestantes se dejaron venir, cargaban piedras, palos y bombas y atacaron la escuela.

Los policías que allí estaban respondieron, pero no eran suficientes y pidieron refuerzos y llegaron funcionarios de Polilara y de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), quienes andaban armados y vimos que fueron los que dispararon", comentaron los presentes sin identificarse por temor a represalias.

Yuselis Rodríguez, cuenta que ella habló con el joven de 25 años que auxilió a su hermana, le comentó que se conocieron en la buseta, se bajaron en la cementera y caminaron juntos, pasaron la escuela de Policía y se detuvieron pues vieron como manifestantes y policías estadales y nacionales se enfrentaban, se escuchaban las detonaciones, situación que hizo que muchas personas se frenaran.

"Cuando ellos creyeron que la situación se había calmado comenzaron a caminar y cuando iban por la bomba comenzaron otra vez a disparar. El muchacho dice que eran los policías y se metieron al monte", explica Yuselis.

"Corra señora, corra", eran las palabras del joven, quien lo hacía igual y no dejaba de mirar hacia atrás. María Estefanía, n medio de la maleza expresó: "me dieron, me dieron" y fue en ese momento que se desplomó en medio del monte.

"El muchacho me dice que el tuvo intenciones de seguir corriendo pero el remordimiento de conciencia no se lo permitió y se regresó, al voltearla supo que estaba muerta", relata la hermana de la hoy fallecida.

Sin embargo el joven no tuvo corazón para dejar a la dama allí tirada y la trasladó hasta la emergencia del Hospital Central Antonio María Pineda, en donde ingresó sin vida, además esperó a los familiares de la señora e hizo entrega de su bolso con sus pertenencias. En ella estaba algo que había comprado para la cena y el resto de su dinero que precisamente venía de cobrar.

"Por qué precisamente ella, si éramos como 200 personas que queríamos pasar", fueron unas de las expresiones que le dijo el joven de 25 años de edad, a los familiares de María Estefanía.

Hoy ellos responsabilizan a los cuerpos policiales del crimen, a la par que indican que todos los testigos aseguran que eran ellos los únicos que tenían armas en el sitio.

Cicpc indaga

En plena madrugada y en horas de la mañana comisiones del Eje de Homicidios del Cicpc Lara, estaban desplegados por la zona norte de Barquisimeto, indagaban sobre la muerte de María Estefanía, comenzaron con el sector Las Cocuizas, lugar en donde había caído la dama, en medio de la maleza, recorrieron algunas zonas y terminaron en la Escuela de Policía del Estado Lara (Escupol), junto a ellos estaba la Fiscal 1era del Ministerio Público.

Se trató de conversar con los directivos de Escupol, pero la comandante no se encontraba en el momento. Trascendió que los sabuesos revisaron y se llevaron copia de los libros en donde consta todo el personal que estaba de servicio, así como el de novedades, pero no dieron explicación alguna para qué era.

Una fuente policial indicó que los sabuesos del cuerpo detectivesco además solicitaron la lista de todos los Polilara que estuvieron presentes en el lugar, se llevaron los seriales de cada una de sus armas de fuego, se cree que lo mismo hicieron con los efectivos de la PNB presentes, como parte de la investigación.

Así mismo funcionarios de la Unidad Criminalística Contra la Vulneración de Derechos del Ministerio Público estuvieron presentes en la autopsia, entre los resultados se supo que el proyectil entró en el antebrazo derecho, salió y entró por la región axilar para finalmente

se expulsado desde la clavícula, causando su muerte de forma inmediata. De igual forma estos funcionarios están al pendiente de todas las experticias referente a este caso.

Loading...

Lo Más Visto

Loading...