La venganza contra Los Verdes

Junio 13, 2017

No fue una “intervención” como lo dijo el ministro Reverol, y ni siquiera un allanamiento como lo contemplan las leyes, pues no había ni la orden de algún juzgado o tribunal ni la presencia de un fiscal del Ministerio Público.

Fue una venganza, una persecución en caliente (al estilo de los teatros de operaciones que tanto cuestionaba el presidente Chávez) contra los manifestantes que durante los dos últimos meses han salido varias veces a la semana al Puente 9 de Diciembre y que este martes trancaron la autopista Francisco Fajardo.

La acción, ejecutada por unos 200 efectivos del Sebin, algunos uniformados pero la mayoría vestidos de civil, junto a guardias nacionales, se inició a las 6 de la tarde cuando irrumpieron con tanquetas y vehículos blindados a las instalaciones del Conjunto Residencial El Paraíso, conocido como Los Verdes, en donde habitan unas 1200 familias (estas residencias constan de 4 etapas, cada una con 3 torres de 17 pisos).

Allí, reventaron los dos portones de acceso que dan a la avenida Washington y con sus tanquetas y camionetas Toyota Land Cruiser -sin placas- llegaron hasta las zonas verdes (parque infantil) y peatonales desplegando hombres armados que disparaban sin mayor preocupación contra personas que corrían y contra los apartamentos. En los pisos bajos rompieron ventanas al disparar lacrimógenas contra los apartamentos.

Buscaban a los chamos, a los jóvenes que se encontraban protestando y para ello ingresaron a los edificios de las primeras etapas, cortaron la luz progresivamente en las torres y revisaron apartamentos en los que presumían se encontraban éstos. Al no hallarlos se llevaron pertenencias como dinero en efectivo, laptops, tabletas, entre otros enseres, según denunció un habitante de la segunda etapa trabajador de la Orquesta Sinfónica Juvenil.

A una señora de la primera etapa le fue peor. Abrió la puerta y cuando el “funcionario” ingresó la perrita ladró y acto seguido recibió un disparo en el ojo, quedando muerta cerca de su dueña.

En los estacionamientos unos 150 carros sufrieron la saña de estos hombres quienes dispararon contra los vehículos, rompieron ventanas y extrajeron reproductores, baterías, cauchos, pantallas y hasta las computadoras de los carros. Tuvieron tiempo para armarse de repuestos de carros y motos. Se salvaron algunos vehículos que se encontraban en puestos enrejados, aunque en algunos en donde habían camionetas volaron candados y rompieron el metal para llevarse accesorios. Hasta carros sin puertas se veían en el sótano 1 y 2.

Más de 80 motos, 6 unidades blindadas, tanquetas, ballena y vehículos particulares sin placas se apostaron en las adyacencias de Los Verdes. Solo se salvó el acceso al colegio San Agustín cuyo portón es el único que permanece en pie.

Progresivamente fue retirándose la presencia militar, pero hasta avanzada la noche aún permanecía la “custodia” sobre el Puente 9 de Diciembre.

La acción deja un número impreciso de detenidos, desaparecidos y daños materiales y morales propios de quienes actúan al margen de la justicia, sin respeto a las garantías y derechos de los ciudadanos.

Loading...

Lo Más Visto

Loading...