NYT: Pérdidas de Trump pudieron eximirle de años de impuestos

Octubre 02, 2016

Desde 1976, todos los candidatos importantes a la presidencia de Estados Unidos han publicado sus declaraciones de impuestos. Clinton ha hecho públicas sus declaraciones de casi 40 años y el compañero de fórmula de Trump, el gobernador de Indiana Mike Pence, ha desvelado 10 años de sus declaraciones tributarias.

(Washington, Estados Unidos. AP).- Las pérdidas de la empresa de Donald Trump en 1995 fueron tan cuantiosas que podrían haberle eximido de pagar impuestos federales sobre sus ingresos durante hasta 18 años, según registros a los que tuvo acceso The New York Times.

En un artículo publicado el sábado por la noche en internet, el diario dijo haber recibido de forma anónima las primeras páginas de las declaraciones de impuestos de Trump de 1995 para Nueva York, New Jersey y Connecticut. Los registros mostraron unas pérdidas netas 915,729.293 en ingresos imponibles a nivel federal ese año.

El hecho de que Trump perdió dinero entre principios y mediados de la década de 1990 —una época marcada por bancarrotas y malas decisiones de negocio— ya se había determinado con certeza. Pero los registros a los que tuvo acceso el Times muestran pérdidas de tal magnitud que probablemente permitieron a Trump evitar el pago de impuestos durante años, posiblemente hasta el final de la década pasada.

“El New York Times, como los medios tradicionales en general, es una extensión de la campaña de Clinton, el Partido Demócrata y sus intereses globales especiales”, afirmó la campaña, que describió a Trump como “un empresario muy capaz que tiene una responsabilidad fiduciaria con su negocio, su empresa y sus empleados de no pagar más impuestos de los requeridos legalmente”.

El comunicado añadió que Trump ha pagado “cientos de millones” de dólares en impuestos de otras clases a lo largo de los años.

El director de campaña de Clinton, Robby Mook, aprovechó el artículo del Times para criticar a Trump por no publicar su declaración de impuestos y por alegar durante su primer debate con Clinton que de no haber pagado impuestos federales sobre sus ingresos, eso demostraría que es “listo”.

En un comunicado, Mook afirmó que aparentemente Trump evitó pagar impuestos durante dos décadas “mientras decenas de millones de familias trabajadoras pagaban los suyos. Él llama a eso ‘listo”’.

“Ahora que se ha descubierto, ¿por qué no da un paso adelante y publica sus declaraciones fiscales para demostrarnos a todos lo ‘listo’ que es en realidad?”, añadió Mook.

Desde 1976, todos los candidatos importantes a la presidencia de Estados Unidos han publicado sus declaraciones de impuestos. Clinton ha hecho públicas sus declaraciones de casi 40 años y el compañero de fórmula de Trump, el gobernador de Indiana Mike Pence, ha desvelado 10 años de sus declaraciones tributarias.

Pero tras decir en un principio que publicaría sus declaraciones durante su campaña, Trump cambió de opinión, alegando lo que describió como auditorías en marcha de la Hacienda estadounidense (conocida por sus siglas IRS) y los consejos de sus abogados de que mantuviera los documentos privados mientras continuaran esas auditorías.

En su artículo, el Times señaló que las tres páginas de documentos se enviaron el mes pasado a un periodista del Times que había escrito sobre las finanzas de Trump. Un sello en los documentos indicaba que se habían enviado desde la ciudad de Nueva York, y la dirección del remitente decía que el sobre se había enviado desde la Trump Tower, señaló el periódico.

La campaña de Trump no se pronunció directamente sobre la autenticidad de los extractos. El excontable de Trump Jack Mitnick, cuyo nombre aparece como gestor fiscal de Trump en las declaraciones, confirmó su autenticidad, según el diario.

“Esto es legítimo”, dijo Mitnick al periódico.

El Times dijo que un abogado de Trump había alegado que publicar los documentos sería ilegal porque el magnate no había autorizado su difusión.

Debido a las cláusulas en la normativa fiscal que permiten a personas adineradas compensar sus ingresos personales con pérdidas en diversas sociedades y emprendimientos, Trump podría haber utilizado sus pérdidas de 1995 para evitar que su declaración le obligara a pagar impuestos sobre sus ingresos, como máximo, de los tres años previos y los 15 posteriores.

Los 916 millones de dólares en pérdidas recogidos por el Times no incluirían las pérdidas sufridas por Trump en años anteriores, cuando su imperio de casinos en New Jersey cayó en bancarrota.

En una entrevista, Mitnick dijo al Times que en ocasiones le había parecido extraño que la normativa fiscal permitiera al empresario vivir con tanto lujo sin pagar impuestos sobre sus ingresos.

“El hombre estaba acumulando un valor neto increíble sin pagar impuestos sobre ello”, comentó.

Loading...

Lo Más Visto

Loading...