El huracán Matthew cobra fuerza y amenaza con destruir la costa de Florida

Octubre 06, 2016
MATTHEW FLORIDA EEUU HURACÁN MAR CARIBE CLIMA AMÉRICA

El huracán Matthew ganó fuerza tras su paso sobre las Bahamas y se dirige a Florida con la amenaza de ser destructivo, por lo que las autoridades estadounidenses aconsejaron la evacuación de dos millones de personas.

Las rutas de La Florida, Georgia y Carolina del Norte y del Sur estaban congestionadas y los suministros escaseaban en las estaciones de servicio y tiendas de alimentos antes de la llegada del huracán, que desplazaba vientos sostenidos de unos 185 kilómetros por hora y generaba fuertes lluvias.

Matthew ya causó la muerte de al menos 39 personas en el Caribe y severos daños en el sur de Haití; además, llegó a ser de categoría 5 (la máxima en la escala Saffir-Simpsonm).​

Por ahora no se trata de una orden de evacuación, pero esta posibilidad parece acercase porque el huracán debería potenciarse al pisar tierra en Estados Unidos y pasar otra vez a la categoría 4, según informaron expertos.

Según el sitio FlightAware.com, las compañías aéreas cancelaron 1.594 vuelos hasta mañana, entre ellos los que salen desde Argentina. Los aeropuertos más golpeados son los de Miami, Fort Lauderdale y Orlando, en la Florida. FlightAware prevé que el número de vuelos cancelados aumentará en las próximas horas.

El presidente Barack Obama invitó a la población seguir las órdenes de evacuación. "Se puede reparar y reconstruir, pero no se puede volver atrás con una vida perdida", dijo. En tanto el gobernador de la Florida, Rick Scott, pidió a Obama declarar el estado de emergencia en vista a la llegada del huracán.

Según anticiparon los especialistas, el nivel del mar puede aumentar hasta 1,52 metros en zonas costeras del centro de Florida. “Preparémonos para lo peor y esperemos lo mejor”, señaló Scott.

En su paso por Bahamas, Matthew dejó lluvias y vientos de 185 kilómetros por hora. Defensa Civil llamó a los habitantes a buscar refugio en las zonas elevadas ante el paso del huracán de categoría 3. En Cat Island se cortó el suministro eléctrico de forma preventiva, pero por el momento no hay informaciones sobre daños graves.

"Tenemos que comprobar si hay daños significativos en la infraestructura, pero creo poder decir que Long Island no resultó muy afectada", dijo la administradora de la isla, Terrece Bootle-Bethel.

En apenas unas horas, los vientos sostenidos máximos de la tormenta subieron de 185 a 205 kilómetros por hora, indicó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos en Miami, mientras el sistema seguía azotando las Bahamas centrales.

El huracán causó devastación y muerte en Haití, provocando 19 muertos. En total dejó 25 víctimas a su paso por el Caribe (otros 4 en Dominicana, 1 en San Vicente y Granadinas y uno en el nordeste de Colombia).