Bloomberg: Venezuela pretende empeñar a la icónica marca americana Citgo para sobrevivir

Octubre 09, 2016
FMI EEUU PDVSA CRISIS HUMANITARIA VENEZUELA PETRÓLEO ECONOMÍA CITGO AMÉRICA MUNDO

Joe Carroll vía Bloomberg

El triángulo rojo esta casi en todas partes, desde el masivo aviso que se cierne sobre monstruo verde en el Fenway Park, a las estaciones de servicio en cada esquina, en la mitad oriental de los EE.UU. a el combustible de calefacción donado a los pobres en el invierno.

Pocas empresas extranjeras tienen el tipo de reconocimiento de marca que posee Citgo Holding Inc. en gran parte de América, y sin embargo la mayoría de la gente sabe poco sobre ella o el drama que la rodea allá en su casa de Caracas. La compañía es propiedad del gobierno socialista de Venezuela, y está siendo ofrecida como un salvavidas para evitar un incumplimiento por parte Petróleos de Venezuela SA.

Al igual que el país, PDVSA, como se le conoce a la estatal petrolera, esta corta de dinero. Por lo que está pidiendo a los tenedores de bonos cambiar las notas que tienen pronto vencimiento por unas a más largo plazo, las cuales estarían respaldados y garantizados por una participación del 50,1 por ciento en su más preciado activo: Citgo.

PDVSA ha estimado su valor en $ 8.3 millones de dólares, una suma burlada por los analistas que calculan que el valor real en menos de la mitad.

Después de atraer “sustancialmente menos” que el 50 por ciento de los tenedores de bonos el jueves, PDVSA amplió el plazo preliminar de seis días hasta el 12 de octubre. Nada sobre Citgo hace que sea fácil decidir si aceptar tendría sentido. Por un lado, el destino final de la refinería podría ser empañado por miles de millones en reclamaciones  pendientes contra Venezuela por Exxon Mobil Corp. y otras empresas extranjeras que buscan compensación por embargos de bienes que se remontan a una década.

 

Generador de efectivo

 

“Esta es la primera vez que he visto una situación como esta”, dijo Jiang Hongtao, estratega de mercados emergentes de Deutsche Bank AG. “Nadie está claro si esto es 100 por ciento seguro.”

En medio de la peor caída de los precios del crudo en una generación, la economía de Venezuela está en caída libre, con la escasez de alimentos y medicinas y con una delincuencia desbordada. El gobierno, dependiente de la venta de petróleo para casi la mitad del presupuesto nacional, enfrenta una disminución de reserva de efectivo.

Aunque PDVSA todavía no ha faltado a sus obligaciones de pago de intereses o pagos de capital, los inversores están ansiosos – con los bonos produciendo más del 20 por ciento mientras las reservas de divisas de Venezuela se ciernen en torno a $ 12 mil millones, las más bajas en 13 años. Hace cuatro años, que eran más del doble.

 

Las aspiraciones revolucionarias

 

Pero hay una joya de la corona que es Citgo. A diferencia de los productores picados por el colapso del petróleo, las empresas que convierten crudo en combustibles están disfrutando de la reducción de un costo básico del negocio. “Ellos han estado haciendo un montón de dinero”, dijo Brad Bell, un analista de crédito de Fitch Ratings en Chicago.

Con 106 años de edad,- que tiene su inicio en 1910 como Cities Service Co – Citgo era un objetivo del tycoon corporativo T. Boone Pickens en los años 80 antes de que fuera absorbido por Armand Hammer Occidental Petroleum Corp. PDVSA compró una participación del 50 por ciento en 1986 y ha tenido el control completo desde 1990, después presionándolo al área de servicio para ayudar a avanzar las aspiraciones revolucionarias del partido gobernante venezolano.

Cada invierno desde 2005, Citgo, bajo las órdenes de Caracas, ha suministrado, sin costo o  a precios muy rebajados, calefacción a albergues y a los más necesitados a través de una organización de Boston sin fines de lucro, manejada por Joseph P. Kennedy II. Era una manera que, el fallecido líder venezolano, Hugo Chávez utilizaba para antagonizar con el gobierno EE.UU y el entonces presidente George W. Bush, un hombre al que Chávez le gustaba llamar “el diablo”.

 

Estatus Protegido

 

El sucesor elegido a dedo por Chávez, Nicolás Maduro, ha continuado el programa. Durante sus primeros 10 años, las donaciones anuales promediaban los 23,5 millones de galones, de acuerdo con el sitio web del Programa de Combustible para Calefacción Citgo-Venezuela. Las llamadas a la organización sin fines de lucro no fueron contestadas. Fernando Garay, un portavoz de Citgo en Houston, no respondió a los mensajes telefónicos o correos electrónicos.

Mientras tanto, en Caracas, el plan para utilizar como garantía Citgo ha creado un alboroto en el Parlamento venezolano, ya que la oposición acelera los esfuerzos para deponer Maduro. El presidente de PDVSA, Eulogio Del Pino fue convocado para explicar el canje de la deuda en medio de llamados para una mayor investigación.

En los EE.UU., el logotipo triangular de Citgo es probablemente el más conocido en Boston. La compañía Cities Service erigió, en lo alto de sus oficinas en la calle Beacon en 1940, un aviso en forma de círculo con un trébol, reemplazándolo con el logotipo de Citgo en 1965 cuando se creó la marca. Es de tal valor local que la Comisión de Boston Landmarks está estudiando la posibilidad de darle estatus protegido.

 

Resultado de imagen para citgo
 

La valoración de la empresa no es tan fácil, porque no hay documentos públicos de los datos financieros. Y las “valoraciones de las empresas privadas son típica y tradicionalmente descontadas”, dijo Thomas McNulty, director de las valoraciones y las prácticas de gestión del riesgo financiero en Navigant Consulting INC.

La empresa, que puede procesar alrededor de 750.000 barriles por día, obtuvo ganancias, antes de impuestos sobre la renta, depreciación y amortización, de alrededor de $ 2.4 millones el año pasado. Eso es más del doble que los resultados de 2013, de acuerdo con Fitch. Por lo tanto, restando alrededor de $ 4 mil millones en deuda, el valor de Citgo es probablemente de $ 3 mil millones, dijo McNulty, basando el cálculo de $ 1.5 mil millones en estimado Ebitda anual, multiplicado por 4.5 – el múltiplo valor de mercado a flujo de operación a la que muchas refinerías de Estados Unidos están haciendo trading.

Cualquiera que sea el número correcto, la compañía de calificaciones S & P Global, no es un admirador del canje de bonos. La compañía degradó  a PDVSA el 19 de septiembre y dijo que si la permuta pasa sería “equivalente a un default” porque es coercitiva hacia los inversores. Fitch puso al refinador bajo vigilancia negativa después del anuncio de PDVSA sobre los detalles acerca de la oferta de canje de 16 de septiembre.

Uno de los problemas es que Citgo labora bajo un “excedente” de cuestiones relacionadas con PDVSA, dijo Bell de Fitch. Los altos directivos de la matriz se reciclan dentro y fuera de las oficinas de Estados Unidos, creando un choque de culturas corporativas y estilos de gestión entre los nacionales de Venezuela y empleados estadounidenses, de acuerdo con los empleados que pidieron no ser identificados en la refinería de la compañía en los suburbios de Chicago.

Al final, McNulty de Navigant dijo, PDVSA debería  probablemente desmembrar a Citgo, vender sus piezas y tomar el dinero necesario. “Si el mercado dice que no te va a dejar hacer este canje de deuda”, dijo, “es posible que, gradualmente, empecemos a escuchar este tipo de idea goteando.” Suponiendo que alguien estaría interesado en asumir los posibles dolores de cabeza legales.

Traducción libre

 

Loading...

Lo Más Visto

Loading...