Abogados defensores de los sobrinos Flores se niegan a realizar audiencia solicitada por la fiscalía

Octubre 10, 2016
EEUU FISCALÍA DE NUEVA YORK CASO SOBRINOS FLORES VENEZUELA NARCOSOBRINOS Preet Bharara

La defensa de Franqui Francisco Flores de Freitas y Efraín Antonio Campo Flores, sobrinos de la pareja presidencial venezolana, solicitó el domingo 9 de octubre al juez Paul A. Crotty desechar la petición de la Fiscalía para realizar una nueva audiencia “Curcio”.

Los Seis abogados que conforman la defensa, pertenecientes a las firmas Boies, Schiller &Flexner LLP y Sidley Austin LLP firmaron una carta, en la que manifiestan al juez Paul A. Crotty su desacuerdo.

“Durante la primera audiencia de este tipo (Curcio), que se realizó el 12 de mayo pasado, la Fiscalía ya conocía la identidad de la persona que pagaba las defensas de los acusados, por esto no vemos la necesidad de someter a un nuevo interrogatorio a los acusados, ya que no existen elementos nuevos de interés que deban ser evaluados”, indica el escrito.

Así interpreta la defensa el petitorio hecho por el Fiscal Preet Bharara para realizar una nueva audiencia “Curcio”. La misma consiste en brindarle a cada acusado otra oportunidad de recibir el consejo de la Corte y asegurar nuevamente toda exención que se pueda generar por este conflicto y que los acusados confirmen que aceptan tal defensa con conocimiento de causa y de forma voluntaria.

“Los acusados objetan los esfuerzos del Gobierno para, inapropiadamente, entrometerse en la relación abogado-defendido e introducir una agenda política en este caso”, dice el documento. “El cuidado con el cual se llevó a cabo la pasada audiencia es más que suficiente para evaluar los posibles conflictos de intereses, por lo cual no es necesario revisarlo nuevamente”, cita el escrito legal.

Queda claro en el comunicado de la defensa, que el Gobierno –representado por la Fiscalía de EEUU- conocía antes de realizarse la primera audiencia la identidad del pagador de los honorarios de la defensa. “Al menos desde mayo, la parte acusadora conocía la naturaleza de un potencial conflicto”, por lo cual se realizó el interrogatorio para dejar constancia de que los acusados conocen los riesgos que corren al aceptar estas condiciones.

Durante aquella audiencia, la Corte aconsejó a los acusados algunas opciones para evitar un potencial conflicto. Se le dejó claro a Campo y Flores que el benefactor “puede usar su poder para influir en la estrategia de la defensa en perjuicio de uno o ambos acusados. Que el benefactor puede persuadir a un abogado para asesorar a los acusados para que estos no testifiquen en su propia defensa o bien el benefactor puede tratar de influir en su testimonio a fin de evitar comprometer su propio interés”, entre otras.

Recuerda el texto que ambos acusados, en aquella oportunidad, renunciaron a su derecho a una defensa libre y a aludir este conflicto de interés como el responsable de una posible condena.

“Adicionalmente, ambos acusados claramente demostraron a la Corte que entendían la naturaleza de un potencial conflicto. El señor Campo Flores claramente declaró que entendía el potencial conflicto que podía surgir por ser un mismo individuo quien pagara la defensa de ambos. Flores de Freitas dijo que la defensa puede tomar las instrucciones de quien paga mi defensa y no de mí”, cita el comunicado.

La audiencia “Curcio” fue pautada por el juez Paul A. Crotty para el próximo 13 de octubre. La respuesta de la Corte debe emitirse en las próximas 48 horas.

Loading...

Lo Más Visto

Loading...