Navidad en Venezuela: Navidad en Crisis

POR MARIA AUXILIADORA DUBUC - VENEZUELA - 18 DIC 2016, 7:45 P.M.

Este año el Gobierno decidió adelantar la Navidad, así la noche del  1º de noviembre y como innovación el mandatario nacional encendió la Cruz del Ávila, anunciando el comienzo de la época, asunto que tradicionalmente se realizaba el 1º de diciembre, de tal modo que así, entre gritos y alegrías de tísico, decretó la apertura, en el marco de un país azotado por una grave crisis económica, política y social.

La medida significó el inicio de una estrategia política destinada a bajar el clima de tensión que existía y existe en el país, de modo de neutralizar la ola de protestas organizadas por “la oposición” y generar un ambiente “de celebración” después de tomar algunas decisiones con un altísimo  costo político como lo fueron la suspensión del referendo revocatorio, la instalación de la mesa de diálogo y  los ajustes salariales, los cuales dicho sea de paso se han convertido en “sal y agua”  y han  impulsado estrepitosamente el incremento de los precios de todos los productos, generando más  inflación, encarecimiento del dólar paralelo y escasez.

Las  cifras económicas son alarmantes en Venezuela y constituyen el reflejo de la peor crisis en la historia de nuestro país, en todas las áreas, pero sobre todo en materia económica, golpeando inmisericordemente el bolsillo de los ciudadanos….una depresión de las peores, de considerables proporciones, los números son insólitos, parecieran los de un país  en guerra o donde ha pasado un desastre natural, un cataclismo.

Y sobreviviendo estamos, sin temor a equivocarme intentando sobrellevar las peores navidades que hemos tenido, unas signadas por la tristeza, la escasez y  el alto costo de la vida.

 

En este estado de cosas nuestros niños llenos de ilusión esperan la llegada del Nino Jesús naturalmente, la preocupación es para sus padres, porque los precios de los  juguetes resultan alarmantes, debido a que en su mayoría han sido comprados con divisas fuera del mercado oficial, en conclusión resulta toda una mortificación su adquisición, ya que como es de suponerse son incomprables...

 

De  nuestro plato navideño por excelencia, las hallacas, ni hablar, comprarlas hechas es imposible, salen en unos 4.000 bolívares como barato y hacerlas les cuento que es toda una odisea, en principio para conseguir los ingredientes, todo lo cual es una odisea de marca mayor, la escasez de harina pan resulta cuesta arriba, a pesar que el Gobierno se ha dado a la tarea de suministrar harina precocida en operativos que ha dado en llamar “el hallacazo”, productos que solo llegan a pocos venezolanos.  Si lograse vencer el obstáculo y  los consigue pues el tema son los costos,  una familia necesitaría contar con 5.7 salarios mínimos para la preparación de unas 50 o 60 unidades.

 

Nuestra realidad es aplastante, Venezuela tiene una inflación superior al 500%, con una caída del poder adquisitivo realmente importante, eso sin mencionar los ataques al sector privado por parte del gobierno, afectándolos negativamente, porque se ha dado a la tarea de perseguir comerciantes y empresarios,  para  obligarlos a bajar los precios de manera brutal, ocasionándoles pérdidas cuantiosas.

Lo último ha sido el anuncio de que el gobierno pondrá en circulación billetes de alta denominación, pero para ponerle la guinda a la torta decidió esta semana pasada  la eliminación de manera abrupta del billete de 100 bolívares todo lo cual ha generado caos y desasosiego, no hay efectivo en los bancos ni en la calle, el gobierno dice y se desdice, mucha confusión en todos, rumores van y vienen, intervenciones de la banca privada son poco más o menos de lo que se habla.  

Es así como el gobierno de Maduro se ha convertido en el campeón en el deterioro de la calidad de vida de los venezolanos, y en ese orden dirige el país,  no se le ocurre nada bueno, puro invento loco, sin estudio ni planificación sus políticas económicas han conducido al venezolano a la miseria, la verdad cada día estamos más flacos, nerviosos, angustiados, estresados y  preocupados, no nos divertimos y estamos tristes y desmoralizados y es de esa manera, sintiéndonos devastados, como recibimos la Navidad.

Sin lugar a dudas, la salida de la crisis pasa por un cambio de modelo, un cambio político, pero a todas luces pareciera que este gobierno no está dispuesto a hacerlo, ni a través del dialogo, ni a través de nada, quieren enfrentamiento y violencia y a eso juegan. Lo que si tengo claro es que en la medida que no se de ese cambio político esta crisis lamentablemente se va a seguir profundizando sin  salida aparente y a pasos agigantados.

La realidad nos arropa y mientras esperamos la llegada del Nino Jesús, nuestro Salvador, como pueblo católico que somos, nos aferramos a una oración y pedimos al Altísimo se apiade de los venezolanos!

 

MARIA AUXILIADORA DUBUC

@mauxi1

Loading...

ENTRAMPADOS, LEGITIMACIÓN DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS  

POR MARIA AUXILIADORA DUBUC -VENEZUELA - 19 MAR, 10:04 A.M.
El proceso de legitimación de las organizaciones con fines políticos en Venezuela, comenzó hace varios fines de semana, exactamente a partir del 4 de marzo y culminará el viernes 07 de mayo.

Día internacional de la mujer: venezolanas en la lucha por la igualdad de género

POR MARIA AUXILIADORA DUBUC -VENEZUELA - 12 MAR, 8:34 A.M.
La Organización de las Naciones Unidas (ONU) decretó el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer. El propósito fundamental de este decreto, radica en reconocer los logros alcanzados por el género y seguir perseverando en términos de igualdad..

ADRIAN SOLANO, EL QUIJOTE DEL SKY

POR MARIA AUXILIADORA DUBUC -VENEZUELA - 07 MAR, 8:17 A.M.
Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos

CRIMINALIDAD EN VENEZUELA: CIFRAS HISTÓRICAS

POR MARIA AUXILIADORA DUBUC -VENEZUELA - 19 FEB, 11:56 A.M.
El crimen en Venezuela es un problema generalizado que afecta a todo el país. Las cifras resultan cada vez más alarmantes, crecen de manera desmedida, desbocada, el auge va en ascenso, mientras el Gobierno se hace de la vista gorda y no plantea acciones ni soluciones contundentes.